Santa Cruz de la Sierra
17 Enero 2020

Las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía iniciaron anoche operativos conjuntos en todo el país, para resguardar la tranquilidad y seguridad de la población, horas después de haber protagonizado operativos en el Trópico cochabambino, algo que inquietó a cocaleros leales a Evo Morales, que se movilizarán desde la próxima semana.

En un acto realizado en la plaza San Francisco de La Paz, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, dijo que esos patrullajes, que marcan un hito histórico entre ambas instituciones, se extenderán hasta el 24 de enero.

"Estamos viviendo momentos históricos para la Policía Nacional y Fuerzas Armadas, hoy más que nunca estamos unidos para dar paz y tranquilidad a la población. Ustedes ven acá, es simplemente una formación para darle tranquilidad y seguridad a los bolivianos y bolivianas", dijo.

En noviembre pasado las mismas dos fuerzas de seguridad protagonizaron operativos conjuntos, en medio de la crisis que se saldó con más de 35 muertos.

Redacción: Leo.com                                                                                                                            

Fuente: Agencias

09 Noviembre 2018

Un policía encubierto fue herido la mañana de este viernes durante un operativo que realizó la entidad del verde olivo para capturar a traficantes de armas de fuego que comercializaban en el mercado negro. Dos varones de nacionalidad brasileña fueron detenidos.

El operativo que se realizó en medio de una balacera que ocurrió en un inmueble ubicado en el tercer anillo, en inmediaciones del zoológico, de la ciudad de Santa Cruz.

“Ha habido un disparo de arma de fuego contra una persona, la persona ha sido evacuado al hospital, lo propio las unidades especializadas, el Comendo Departamental de la Policía ha hecho el acordonamiento de este sector”, informó el comandante del Distrito Policial 1, Walter Miranda, según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

El policía que estaba encubierto se hizo pasar por comprador y realizó el contacto con los dos vendedores de nacionalidad brasileña, estos últimos al darse cuenta que era un operativo dispararon contra el efectivo del orden.

“Se ha incursionado a este inmueble donde hemos buscados todas las habitaciones y en la parte superior hemos podido encontrar al presunto autor quien ha declarado que ha hecho los disparos”, acotó Miranda.

 

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Radiofides

 

19 Octubre 2016

En el norte de Potosí, el Comité Cívico de Llallagua determinó en ampliado pedir al Gobierno que no aterrorice a su población con operativos policiales similares al de Viloco, para capturar a mineros implicados en el asesinato de Rodolfo Illanes.  

Anteriormente, el ministro Carlos Romero pidió a Llallagua que no proteja a acusados en el caso Illanes. Uno de los buscados es Josué Caricari, quien es presidente de la cooperativa Siglo XX de esta región nortepotosina.

El presidente cívico, Gregorio Serrano, informó que se están enviando cartas a la Presidencia y a los ministerios de Gobierno y Minería, con esta solicitud.

“Pedimos que dejen de hacer operativos particularmente en el municipio de Llallagua porque están atemorizando a nuestra familias”, manifestó el directivo.

La semana pasada, la Policía hizo un operativo en horas de noche en Viloco, para capturar a Ángel Aparaya, uno de los acusados en el caso Illanes. Los efectivos se enfrentaron con los comunarios dejando varios heridos de balín. Luego, los mineros se declararon en emergencia y suspendieron las clases para resguardar a sus niños.

Los cívicos de Llallagua no quieren que en su ciudad pase lo mismo que en el centro minero paceño. Serrano exigió que si existe una captura se haga con respeto a los derechos humanos y de día. “No pueden entrar a las viviendas como lo han hecho en Viloco”, agregó.

El dirigente recordó que en el pasado esta región ha sufrido el embate de las dictaduras y advirtió que no se hace responsable de la reacción de la población de Llallagua en caso de una intervención policial, según la emisora local.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

14 Octubre 2016

Tras la incursión policial al centro minero Viloco la madrugada de ayer jueves, sus pobladores aún viven en medio del temor y  susceptibles de nuevas incursiones de la Policía Boliviana que investiga la muerte del exviceministro Rodolfo Illanes, durante el desbloqueo policial a los cooperativistas mineros el 25 de agosto en Panduro.

Un despacho de la red ATB informó que la población está dispuesta a recibir a la comisión de fiscales, siempre y cuando lo haga en forma pacífica, sin amedrentamientos y que no ocurra lo mismo del pasado jueves.

Desde Viloco se informó que el cooperativista minero Ángel Arapaya se encuentra en la población dispuesto a declarar ante los fiscales pero de forma pacífica.

La población vive una tensa calma, sin embargo se encuentra alerta ante cualquier situación que pueda ocurrir en las próximas ante cualquier intento de incursión policial para evitar más heridos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó ayer que la acción policial encontró resistencia en los habitantes de Viloco, mientras que el comandante general de la Policía, Rino Salazar, admitió el uso de “armas persuasivas”, pero no “letales”.

En las últimas horas circularon imágenes y fotografías que corresponderían a la incursión policial de madrugada, donde se muestran a personas heridas de balines, la otra persona con un parche médico en la mandíbula y un arma de fuego que se encuentra en poder de la población.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

13 Octubre 2016

El comandante general de la Policía, Rino Salazar, reconoció que las fuerzas del orden utilizaron “armas persuasivas”, pero no “letales” en el operativo realizado la  madrugada de este jueves, en  la población de Viloco.

Un contingente policial intervino el centro minero, ubicado en el departamento de La Paz, con la intención de aprehender a un cooperativista acusado por el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseveró que los policías se toparon con la resistencia de los habitantes de Viloco, a quienes acusó de intentar emboscar a los efectivos y lanzarles dinamita.    

Salazar acotó que los cooperativistas y sus familiares intentaron cercar a los policías, para retenerlos y agredirlos.

“Nuestros efectivos han respondido con acciones disuasivas para salir del lugar”, aseguró Romero.

Un minero de Viloco, que pidió resguardar su identidad, afirmó que en el operativo policial hubo gasificación y golpes. Relató que los policías dispararon al momento de escapar y después se pudo recoger balines que se usaron contra los cooperativistas.

El mismo cooperativista señaló que había tres heridos atendidos en centros médicos de la región.     

Entretanto, el Defensor del Pueblo, David Tezanos, instruyó la investigación del operativo que habría dejado heridos por balines.

El comandante Salazar negó que haya reportes sobre mineros atendidos en centros de salud por heridas de gravedad.

Durante la mañana, el activista de Derechos Humanos de El Alto, David Inca, denunció que había un minero herido de bala. El Ministro descalificó esta versión y sostuvo que el mismo Inca antes había denunciado sin fundamento que cooperativistas fueron torturados para inculparse.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

13 Octubre 2016

El Ministerio de Gobierno reconoció que la madrugada de este jueves implementó un operativo policial en Viloco para capturar a inaplicado en el asesinato de Rodolfo Illanes, pero negó haya un herido de bala, como lo denunció el secretario jurídico de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de El Alto, David Inca. 

Según el Ministerio, el operativo fue obstaculizado por agresiones de los comunarios. “Los policías que realizaban la operación para capturar a un sospechoso de ese crimen se retiraron del lugar sin producir ningún tipo de contacto físico o represalia, pese a la agresividad demostrada por los pobladores”, señala un comunicado.

Inca afirmó que en la acción policial se hirió de bala en la cara a Ernesto Arapaya, quien sería familiar de Rubén Arapaya Pillco, muerto en enfrentamiento con la Policía el pasado 25 de agosto en Panduro.

El Ministerio denunció que Inca “incurre en el mismo delito al divulgar falacias sobre un supuesto herido de bala provocado por ese operativo policial” y recordó que anteriormente el activista divulgó sin pruebas que los cooperativistas aprehendidos por el asesinato de Illanes fueron torturados.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

13 Octubre 2016

La madrugada de este jueves un grupo de policías encapuchados incursionaron en la localidad de Viloco, en busca del cooperativista minero Ernesto Arapaya, quien resultó herido por un impacto de bala en la mandíbula, informó el secretario jurídico de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de El Alto, David Inca.

Explicó que dirigentes de Viloco – un centro minero ubicado en cercanías al nevado Illimani - se comunicaron con él en horas de la madrugada para reportar acciones violentas de parte de los efectivos policiales, sembrando “terrorismo de Estado y actos de venganza” del Gobierno por la muerte del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes.

“Nos han contactado los dirigentes y compañeros de Viloco en el cual nos informan que a las 03:00 de la mañana del día de hoy, se habrían constituido en esa localidad, efectivos policiales encapuchados del algún grupo especial de la Policía. Habían ido a la casa del compañero Arayapa, lo había identificado, le pusieron el arma en la boca y lo han disparado”, declaró.

Dijo que presumen un acto de venganza porque la Policía lo sindica como si fuera autor de la muerte del viceministro Illanes y expresó su preocupación, porque el arma de fuego que utilizaron fue dejada en el lugar, en un acto propio de venganza, según declaró. La Policía buscaba un minero de nombre Erasmo Arapaya Pilco, dentro las investigaciones por la muerte del viceministro Illanes.

Anticipó que buscará contacto con el Defensor del Pueblo y algunos asambleístas para viajar en las próximas horas a la población de Viloco, donde la población está alarmada, porque teme que la violencia pueda ser replicada hacia otras personas.

Por el momento, investiga si este operativo fue planificado por el Ministerio de Gobierno, la Fiscalía o la Policía, porque las características de la incursión refleja un estilo de “terrorismo de Estado”. Explicó que la persona herida se encontraría en Viloco por temor a que "pueda desaparecer" en el trayecto  hacia un centro médico de la ciudad de La Paz.

“Nos ha informado que el impacto de bala en la mandíbula lo puso en grave condiciones de salud y eso es lo que nos preocupa y que haya sido ejecutado en horas de la madrugada, luego que durante el último mes recibía llamadas telefónicas al celular amenazándolo de muerte, que creo ya lo han comprobado”, manifestó al precisar que un ejecutivo de Fencomin y un senador (Manuel) Coñaja le confirmaron que la información válida y veraz.

Al momento de hablar con Erbol, el activista se encontraba en una población de altiplano de donde prevé llevar  a la ciudad de La Paz, para desarrollar investigaciones sobre esta incursión policial que, según dijo,  alamaró a dirigentes que prefirieren guardar silencio por temor a represalias.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

23 Noviembre 2015

La banda fue desarticulada mediante una operación desarrollada desde primera hora del sábado por cerca de 400 agentes de la Policía Federal en diferentes ciudades de los estados de Amazonas, Ceará, Roraima, Río Grande do Norte y Río de Janeiro.

Los agentes federales tenían previsto cumplir hasta el final de este viernes 442 diferentes órdenes judiciales, entre ellas 127 de detención de supuestos integrantes de la organización y 68 de incautación de bienes, así como el bloqueo de cuentas a nombre de 173 personas o empresas, según un comunicado de la Policía Federal.

La operación fue desarrollada con la colaboración de la Interpol, a la que las autoridades brasileñas le pidieron la detención de diferentes personas en Perú, Colombia, Bolivia y Venezuela, países desde los que la banda introducía grandes cargamentos de drogas.

Tan sólo en los últimos seis meses de investigación la Policía le incautó al grupo once cargamentos con unas 2,2 toneladas de drogas.

La operación de combate a la banda criminal fue bautizada como "La Muralla", una referencia al cuartel general del Cartel de Cali, debido, según la Policía Federal, "a las coincidencias en la estructura, objetivos y modo de operación" entre la organización criminal colombiana y la brasileña.

La banda, controlada desde prisiones en el estado amazónico de Amazonas, se proponía, "con extrema violencia", consolidar "un estado paralelo en la región norte de Brasil, con leyes propias, definidas por un estatuto por el cual los líderes dictaban sentencias diarias, muchas desde dentro del sistema penitenciario, en el que fue instituido un verdadero tribunal del crimen".

De acuerdo con la nota, la organización estipulaba los crímenes que podían ser cometidos, "especialmente quién debía vivir o morir".

Los responsables del caso dijeron que las informaciones recogidas durante la investigación permiten responsabilizar al grupo por "decenas de muertes violentas ocurridas en los últimos meses en Manaos", capital del estado de Amazonas y mayor ciudad de la Amazonía.

Entre los homicidios de los que se acusa a la banda figuran los ocurridos durante el conocido "final se semana sangriento", cuando 38 personas fueron asesinadas en Manaos en tres días de este año.

La operación también incluyó búsquedas en siete diferentes presidios y el traslado de 17 reclusos señalados como líderes de la organización y considerados de alta peligrosidad a cárceles de máxima seguridad en otras regiones del país.

Las órdenes de detención incluían a siete abogados y un concejal de la ciudad de Tonantins por sus vínculos con la organización.

La banda comenzó a ser investigada en abril de 2014 cuando agentes federales, en una inspección rutinaria, se incautaron de unos 200.000 reales (unos 52.630 dólares) en dinero en una lancha que se dirigía hacia la triple frontera de Brasil con Colombia y Perú, en donde sus ocupantes recogerían un cargamento de drogas.

Según la Policía, la organización contaba con una estructura muy jerarquizada y tenía como principales objetivos controlar los diferentes presidios en Amazonas, así como el tráfico de drogas en este estado.

La Policía también acusa al grupo de haber reclutado a miles de personas para diferentes funciones y de utilizar modernos medios tecnológicos para facilitar sus negocios con otras organizaciones criminales en Brasil y en los países vecinos.

El grupo, según la nota, incluso "pretendía indicar y financiar la candidatura de algunos de sus integrantes para disputar cargos políticos en las próximas elecciones" (municipales) en Brasil.

Los miembros de la banda serán acusadas formalmente de los crímenes de tráfico internacional de drogas, tráfico de armas, lavado de dinero, evasión de divisas, robo, corrupción, homicidio, secuestra, tortura y otros crímenes conexos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Los tres nuevos ministros de Áñez

Los tres nuevos ministros de Áñez

La presidenta transitoria Jeanine Áñez presentó tres cambios en sus ministros. Educación, Comunicación y Desarrollo...

EEUU intenta desarrollar vacuna contra m…

EEUU intenta desarrollar vacuna contra mortal coronavirus chino

Un vendedor y su hijo empacan cajas de máscaras protectoras para la venta debido a...

Arce llega a Bolivia e inmediatamente es…

Arce llega a Bolivia e inmediatamente es notificado para declarar en el caso Fondo Indígena

El candidato a la Presidencia del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, llegó hoy...