Santa Cruz de la Sierra
15 Abril 2016

Si no ha tenido buenas experiencias de pareja en el pasado, la razón se deba a que salía con hombres que no le amaron realmente. Si su actual novio expresa su amor con las siguientes premisas, ha encontrado al ganador!

1. No es cabezota, sabe ceder. Es un signo inequívoco de que piensa en ti antes que en él. Y no solo con esto, reconoce cuándo se equivoca y pide perdón sin reparos.

2. Le dice o hace cosas para hacerle reír. ¡Le encanta hacerlo! Verla feliz es una de sus prioridades en la vida.

3. Presta atención a los pequeños detalles. No solo va al supermercado por tampones, conoce qué marca y de qué tamaño los utiliza. Eso no tiene precio; además, se fijó en cómo miraba esa dona en la pastelería y se la ha llevado más de una vez para desayunar. Y así una lista de pequeños detalles que tiene con usted.

4. La cuida cuando está enferma. Ya puede llamarle una y otra vez porque necesita un paquete de pañuelos, se le han acabado los medicamentos o que ahora le apetece una sopa. ¡No importa los viajes que tenga que hacer! Se dedica a cuidarle porque la quiere, y sabe que es la mejor manera de demostrárselo.

5. Celebra sus logros como si fueran suyos. El día que le dieron ese ascenso en el trabajo tiró la casa por la ventana. Se siente orgulloso de usted.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente Imujer.com

14 Abril 2016

El miedo al compromiso, la imposibilidad de establecer vínculos afectivos sólidos y la falta de comunicación son los principales motivos por los que se separan las parejas actualmente.

Así lo afirmó Marcelo Daniel Cubellun Rimer, psicoanalista especializado en educación sexual. Lo anterior representa un cambio de paradigma, pues hace 30 años la principal causa de rupturas amorosas eran los problemas sexuales.

Según el especialista, la facilidad con la que se terminan amistades, noviazgos o matrimonios es por vínculos líquidos. “Estas relaciones líquidas nos mojan sin nutrirnos. Es mejor la nutrición que dan las relaciones profundas y serias, aunque sean más trabajosas”.

El psicólogo consideró que se teme al compromiso porque se asume que ata y los jóvenes no desean dejar de conocer cosas y personas nuevas. Sin embargo, las relaciones que construyen se basan en la interacción que sostienen a través de redes sociales.

Una de las crisis más frecuentes en las relaciones de pareja son las infidelidades. Puede ser un llamado de atención sobre qué pedimos afuera que no tenemos adentro. Hay que intentar encontrar lo que hace falta para recuperarlo. El experto sugiere evitar desgastarse en reclamos y acudir con un profesional a terapia.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

14 Abril 2016

Generalmente los terapeutas dicen que el sexo cuenta como una cuarta parte de la felicidad en una pareja. Sin embargo, nuevos estudios revelan una teoría diferente sobre la cantidad de sexo que contribuye a la satisfacción de la relación a largo plazo.

Si es una relación de un año o más, la idea de sexo todos los días parecerá poco probable. Sin embargo, el libro 365 noches hizo una crónica de lo que sucedió con una pareja que acordó tener relaciones sexuales todo el año. Al final, esta afirmó que se sentía más feliz, menos enojada y menos estresada. Desde entonces, cientos de periodistas y otras parejas han tomado el reto con mayor o menor éxito, recordó el diario británico Daily Mail.

El sexo diario es una gran cuestión para personas muy ocupadas, y más sexo no es necesariamente una buena cosa. Un estudio que pidió a las parejas tener relaciones alrededor de seis veces al mes para duplicar la frecuencia tuvo un efecto desastroso en su vida sexual. Disfrutaron menos del sexo y en el peor de los estados de ánimo.

La mayoría de la personas disfruta de esta frecuencia de jóvenes, o al inicio de las relaciones, y luego pasa a niveles más realistas.

Un estudio de 2004 encontró que cuanto más sexo tenía una persona, más feliz se sentía. El libro The Normal Bar apoya esta idea. Publicado en 2013 y escrito por tres académicos estadounidenses, se basa en miles de encuestas para averiguar qué hace feliz a la pareja.

De tres a cuatro veces a la semana fue la cantidad perfecta para los niveles principales de la felicidad, según los autores. Si no tiene hijos, tiene buena salud y pasando por un gran momento en su relación, este podría ser el número mágico.

La realidad es que esta es la categoría en la que encaja la mayoría. Los datos más recientes sobre los hábitos de sueño en Reino Unido (Natsal, 2013) informaron que la mayor parte tiene relaciones sexuales alrededor de cinco veces al mes. La buena noticia es que investigaciones actuales demuestran que el sexo semanal no es un "fracaso" en las parejas.

Un estudio realizado en Estados Unidos a principios de 2016 (con 2.400 parejas casadas) concluyó que pese a que las parejas que tenían más relaciones sexuales estaban más felices, la satisfacción se niveló a una vez por semana.

Permite encontrar un momento en que ambos se sienten lo suficientemente relajados para excitarse y a menudo es suficiente para detener la terrible presión que sienten las parejas cuando hay una sequía de sexo.

Cuanto más tiempo pasa sin sexo, mayor es la presión para tener relaciones sexuales durante más tiempo la próxima vez.

Una de cada cuatro parejas mayores de 50 años no tiene sexo. Pero lejos de quejarse por ello, 634 personas encuestadas por Gransnet dijeron que se sentían muy contentas y satisfechas en sus relaciones sin sexo y con sólo el 65 por ciento calificó el sexo como importante.

Aquí hay una advertencia importante: esto es cierto cuando ambas partes están felices de no tener relaciones sexuales, no cuando sólo una persona decide sacar el tema de la mesa.

Otro estudio estadounidense también encontró que el mayor productor de felicidad general para las parejas es la conexión más allá del sexo.

Es todavía una generalización de la sociedad que las parejas que no tienen relaciones sexuales está infeliz y claramente tiene problemas, pero eso simplemente no es cierto.

Una de las razones principales por las cuales las parejas dejan de tener relaciones sexuales no es debido a que su relación se ha echado a perder, sino que es porque están tan cerca que la relación ha dejado de ser exclusivamente sexual.

Cuanto más cerca estén, más se describen a sí mismos como "mejores amigos" o "almas gemelas" y es menos probable que uno se pueda excitar por el otro. Si uno piensa en su pareja más como un amigo, su cerebro inconscientemente lo saca de la categoría "Alguien con quien tengo relaciones sexuales" y lo ubica en la categoría "Alguien que me abraza".

"Olvídate de todo lo que te han dicho –explicó el terapeuta estadounidense Ian Kerner–. La confianza, la familiaridad, la previsibilidad, el romance no son los bloques de construcción del deseo".

La novedad es engañar al cerebro para que produzca las hormonas que tenía al principio. Si uno está satisfecho con la amistad, bien. Si no es así, simplemente debe empezar por tener sexo una vez a la semana si se sienten a gusto o no.

Cambiar los lugares de encuentro, alimentar las fantasías, pensar en riesgos. Imaginar que alguien intenta separarlos: un poco de celos puede incomodar pero hace maravillas cuando de repente uno ve a su pareja a través de los ojos de otra persona.

Nadie realmente puede mirar dentro de su relación y llegar a la cantidad ideal de sexo para uno. Las circunstancias individuales son una burla a cualquier estadística, no importa que tan convincente sea el estudio.

Si uno tiene tres niños menores de cuatro años, la cantidad justa de sexo para dos padres agotados es probable que sea nada en meses.

También hay que considerar el estado físico, el estado de la relación, el descanso, los medicamentos, los niveles de estrés. Todos esos factores afectan el deseo.

La única pregunta que realmente necesita respuesta es: ¿usted está satisfechos con la cantidad de sexo que está teniendo? Si la respuesta es sí, lo está haciendo muy bien.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Tvnws

13 Abril 2016

Inactivar la sexualidad y el derecho al placer provoca que las personas sean profundamente infelices, lo cual origina enfermedades como depresión. Sin embargo, la mayoría de las mujeres de la tercera edad se encuentran en esa situación.

“Cuando se cancela la vida sexual se vive menos y se producen menos sustancias que favorecen el bienestar, y es probable que se esté más vulnerable a la depresión”, explica Patricia Kelly, especialista en temas de sexualidad, mujeres y envejecimiento activo.

En la tercera edad, el deseo es inhibido por el sentimiento de que no se tiene derecho al placer. Algunas no ejercen su sexualidad por culpa, por estar instaladas en el sufrimiento o por prejuicios. “Además, la gran mayoría tiene problemas de aceptación de su cuerpo. Otras más piensan que como ya están viejas y ya lo vivieron, ya para qué. Otras simplemente no le dan importancia”.

Kelly, propone a las mujeres de la tercera edad buscar ayuda profesional para entender por qué abandonaron su vida sexual, así como recuperar esta sin que se limite al coito. “El erotismo es el uso de nuestros cinco sentidos al servicio del placer”.

“Es necesario que recuperen todos los espacios de placer. El ejercicio de su sexualidad les garantizará calidad de vida”, comentó..

Redacción: Leo.bo                                        

 

Fuente: Imujer.com

12 Abril 2016

Las relaciones amorosas estables en las que se ven implicadas más de dos personas, o el poliamor como las llaman sus adeptos, vienen ganando terreno poco a poco en Brasil y haciéndose un hueco entre las leyes del país, que cada vez van formalizando más uniones de este tipo.

Pese a que el número de casos ha crecido en los últimos años y parecen cada vez más habituales, los registros legales de "poliafectividad" siguen generando controversia, como el sacramentado ante notario el pasado 1 de abril en Río de Janeiro por dos mujeres y un hombre.

En este caso los protagonistas fueron Leandro Sampaio, de 33 años, Thais Souza (21) y Yasmin Nepomuceno (21), que formalizaron su unión estable mediante una escritura registrada por la notaria Fernanda Leitão tras dos años y medio de relación, aunque también han revolucionado las redes casos de uniones entre tres mujeres y dos hombres o entre tres mujeres, entre otros.

Desde entonces el trío ha sido objeto de diferentes reportajes que describen el tipo de relación existente entre los tres y detalles sobre la forma como comparten la vida y duermen en la misma cama.

Los seguidores del amor libre se movilizan a través de las redes para dar a conocer y promover este tipo de relaciones, una iniciativa incluso global que se puede observar al introducir la palabra poliamor en plataformas como Facebook, Twitter o Instagram.

Los protagonistas de este último episodio en la revolución sexual brasileña se presentaron ante Leitão con la intención de "volver pública su relación; establecer derechos matrimoniales y poder pleitear en el futuro una declaración del impuesto de renta conjunta, habilitar la creación de un plano de salud familiar" e incluso la posibilidad de tener hijos juntos en el futuro, explicó a Efe la notaria.

El vínculo entre Leandro, Yasmin y Thaís y la unión poliafectiva de tres mujeres, realizada el fin de año pasado por primera vez en Brasil, "solo fueron posibles por una brecha en el Código Civil que simplemente no especifica si otros modelos de relaciones no constituyen una unión estable", reconoció el despacho de la jurista.

Otro aspecto que recalca la fedataria es la diferencia entre los matrimonios poligámicos y las relaciones estables, diferenciados principalmente por la existencia o ausencia de núcleos familiares.

Según explica, mientras en la poligamia se hace referencia a alguien que tiene varios esposos del sexo opuesto, principalmente hombres con diferentes mujeres, las relaciones poliafectivas consisten en "relaciones no abiertas pero sí formadas por varias personas" en las que todos tienen la misma importancia.

Para Leitão, el futuro de esta clase de uniones está destinado a la simplificación, tal y como pasó con las inicialmente llamadas "relaciones estables de homosexuales", que quedaron resumidas en simples "relaciones estables".

"Desde mayo de 2011 el Supremo Tribunal Federal reconoció la unión entre personas del mismo sexo como entidad familiar y determinó que abandonáremos esa terminología homoafectiva.

Hoy en día en un matrimonio homoafectivo, o sea, de personas del mismo sexo, solo colocamos unión estable y creo que va a pasar lo mismo cuando hablemos de esa unión estable poliafectiva".   

Redacción: Leo.bo             

 

Fuente: EFE

08 Abril 2016

La aparición de una enfermedad crónica, como la diabetes, no debe limitar la vida erótica de las parejas, advierte la sexóloga Karla Barrios.

El miedo a lastimar o agravar la salud de la pareja enferma, o a no gustarle si se tiene el padecimiento, suelen ser los motivos que complican la vida sexual, explica la especialista.

Complicaciones. Varios pacientes con diabetes sufren disfunción eréctil como consecuencia de la enfermedad, pero para la psicóloga esto puede ser una oportunidad de que la pareja replantee cómo vive su sexualidad. Añade que el placer se puede experimentar a través de besos, caricias, fantasías y recuerdos, elementos que también generan deseo, excitación y, en ocasiones, hasta orgasmos.

Las opciones. El doctor Horacio Sánchez, detalla que la resequedad vaginal y la falta de deseo son las principales disfunciones sexuales que experimenta una mujer con diabetes. Existen opciones farmacológicas para tratarlas, aunado a la ampliación de las formas con las que puede disfrutar la sexualidad, como lubricantes a base de agua.

Para la disfunción eréctil, cada vez hay más medicamentos que toman en cuenta aspectos como el riesgo cardiovascular, de tal forma que el paciente no se ponga en riesgo.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

05 Abril 2016

Cuando dos desconocidos se encuentran y se enciende la chispa de la atracción, todo puede pasar. La convivencia les brinda la oportunidad de conocerse e ir descubriendo si tienen valores e intereses en común para dar pie a una futura relación de pareja.

Si se encuentra en esa fase de enamoramiento estos consejos de Ondina Vélez, especialista en Salud Sexual, le pueden ayudar a tener un noviazgo sólido.

1. Es tiempo de conocerse, hay que hablar de qué proyectos vitales tiene cada uno, en qué creen y en qué no, qué familia quiere tener cada uno...

2. Es tiempo de aprender a quererse, reconociendo lo bueno y lo malo que todos tenemos. Si no ve nada malo en el otro, ¡peligro!, y si solo ve lo malo, acabe cuanto antes...

3. Todavía no se han casado; nunca siga una relación por rutina, pues el noviazgo no es para hacerse compañía. Si no lo ve, es mejor cortar a tiempo un fracaso matrimonial.

4. No es tiempo para amores posesivos. No confundir amar bien y a fondo con hacer lo que el otro dice...

5. No deje a sus amigos. Algunas parejas de novios “como se quieren tanto ya no ven a sus amigos” y están siempre solos. Hay una gran parte del otro que conocemos cuando se está en grupo; aproveche.

6. Quien más quiere a su novio (a) suele ser su familia, no se pelee con ellos (y viceversa).

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

05 Abril 2016

En la película El abogado del diablo, ya para terminar, el actor que personifica al diablo suelta una frase durísima, tanto más simple y evidente: “Soberbia, sin duda mi pecado favorito”. La vanidad, el orgullo, la soberbia que, sin darnos cuenta, puede colarse en los resquicios de nuestro matrimonio.

La pedagoga Pilar Ochoa Méndez describe las conductas que delatan la presencia de este mal en una persona:

1. Sentirte superior. 2. No valorar las diferencias con tu cónyuge. 3. Ofenderte fácilmente. 4. Las pequeñas faltas de consideración. 5. Faltarle al respeto a tu pareja. 6. Despreciar sus necesidades.

Si descubrimos, por el contrario, que es nuestro cónyuge quien parece mostrar actitudes de desprecio, es momento de hablarlo con amor y madurez.

Recordemos que nadie puede hacernos sentir inferior sin nuestro consentimiento. No, no podremos controlar los pensamientos u obras de nuestro cónyuge, pero sí que podemos decidir cómo reaccionar ante estos.

Es sorprendente cómo al dejar de intentar controlar a otros, retomamos el poder sobre nosotros mismos. Ahora conoces a ese asesino silencioso que se filtra a través de pequeñas grietas. Y como el conocimiento es poder, es momento de hacerse con las herramientas para desterrarle de su relación.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...