Santa Cruz de la Sierra
17 Abril 2015

La Organización Mundial de la Salud indicó que había encontrado trazas del virus del ébola en el semen de un hombre en Liberia curado seis meses antes.

Hasta hoy, la presencia más larga del virus en el cuerpo de un paciente registrado por la organización era de "82 días desde el inicio de la infección", según un estudio de 1995 sobre un paciente de la República Democrática del Congo (RDC).

"Se encontraron trazas del virus en el esperma al menos seis meses después del restablecimiento" del paciente, afirmó el portavoz de la OMS, Tarek Jasarevic

No obstante, precisó el portavoz, hay por el momento un único caso, el del paciente de Liberia.

Este hombre había abandonado una unidad de tratamiento de ébola en septiembre después de que sus pruebas sanguíneas dieran negativo al virus.

El paciente "entregó una muestra de su esperma que dio positivo 175 días después de su test sanguíneo negativo", explicó Jasarevic.

"Necesitamos entender mejor si este caso particular es una anomalía o si realmente un grupo de personas podría conservar trazas del ébola durante un plazo tan largo. Llevará un tiempo hacer esos estudios", subrayó el portavoz.

En cuanto al carácter potencialmente infeccioso de ese esperma, la OMS prefirió no sacar conclusiones y emitir tan solo un mensaje de prevención. Hasta ahora la recomendación de evitar relaciones sexuales tras pasar el virus se limitaba a tres meses después de la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad.

La incubación del virus dura hasta 21 días, periodo durante el cual la persona debe permanecer en observación.

El virus ha dejado 10.604 muertos desde su aparición a finales de 2013 en el oeste de µfrica, principalmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea, según el último informe de la OMS.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

14 Abril 2015

Todos sabemos que practicar ejercicio  con regularidad es realmente beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, hay ciertos deportes y ejercicios que, además, también nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento en la cama.

Spinnig

El spinnig es uno de los deportes de moda. En todas las sesiones son muy exigentes y se transpira mucho, pero a pesar de todo esto siempre son las más llenas en los gimnasios.

Yoga

El yoga es esa gran actividad que a pesar de los años no deja de ganar seguidores. Lo cierto es que muchas personas se suman a este deporte muy equilibrado, es excelente tanto para la salud física como mental.

Practicarlo ayuda a superar los dolores de espalda, al alejarnos del estrés, a fortalecer los músculos y las articulaciones. Lo que muchas personas no saben es que el yoga contribuye también a mejorar las relaciones sexuales por varios motivos.

El yoga soluciona problemas de eyaculación precoz y de disfunción eréctil del hombre, y en las mujeres reduce el dolor en algunas relaciones,. Además, hará que el placer tanto de unos como otros sea mayor, ya que aumenta la presión sanguínea en las zonas genitales

Running

No es novedad que el running tiene numerosos y muy diversos beneficios sobre la salud y en cuanto a liberar el estrés  Sin embargo, ¿sabías que algunos estudios recientes han confirmado que salir a correr también es bueno para mejorar notablemente nuestras relaciones sexuales?

Por ejemplo, según la Universidad de Harvard, la práctica regular de este ejercicio ayuda a reducir las probabilidades de sufrir disfunción eréctil en más de un 40%. Además, el running es uno de los deportes más beneficiosos  con respecto a adelgazar, esto  sirve para que nuestra capacidad física mejore y poder durar más en la cama.

Pilates

Junto con el yoga, el pilates es una de esas prácticas que ha experimentado un increíble ‘boom’ en los últimos años. La mayoría de las personas que comienzan a practicar esta disciplina notan muy rápido los numerosos efectos positivos.

Además de ayudar a corregir la postura corporal, mejora la respiración y  algunos dolores de espalda, quienes hacen pilates rápidamente notan que sus relaciones sexuales mejoran, principalmente porque los músculos de la zona pélvica se ven muy fortalecidos. Esto hace que las sensaciones de placer se alarguen. De esta manera, la satisfacción durante las relaciones sexuales mejorará, haciendo a su vez que también aumente el deseo.

Natación

¿Cuántas veces hemos oído eso de que la natación es el deporte más completo de todos? Seguro que unas cuantas. Pues es completamente cierto. Pero nadar no solo es bueno para mejorar los problemas de espalda, para quemar calorías o para tonificar los músculos.

Ir a la piscina a nadar regularmente, en sesiones de unos 30 o 40 minutos, también es muy enriquecedor para nuestra vida sexual. En primer lugar, porque la práctica de natación ayuda a mejorar notablemente la flexibilidad, lo que agradecerás mucho en algunas relaciones. Pero además, según han demostrado varios estudios, hacer natación está directamente relacionado con el aumento de la resistencia sexual.

Flexiones y Abdominales

Si bien es cierto que quizás las series de ejercicios no son el deporte más entretenido de practicar, sin embargo, muchas personas suelen seguir una rutina diaria con éstos. Y es que, además de para ayudarnos a aumentar nuestra fuerza y a lucir una bonita tableta de chocolate, estos dos ejercicios sirven para mejorar nuestra vida sexual.

¿El motivo? Las flexiones ponen en marcha muchos músculos e incrementan nuestra fuerza, lo que sin duda nos hace rendir mucho mejor en la cama. En cuanto a los abdominales, con ellos estamos ejercitando una de las zonas más activas durante el sexo, por lo que tendremos más estabilidad y facilidad para probar ciertas posiciones.

Aerobic

Los ejercicios aeróbicos son excelentes a la hora de bajar de peso, por lo que las salas de aeróbic suelen estar llenas de gente dispuesta a deshacerse de esos kilos de más. Y muy especialmente en el verano año que está a la vuelta de la esquina.

Sin embargo, quemar grasas no es lo único bueno que nos proporciona el aeróbic, sino que este también influye en nuestra vida sexual. Para empezar, porque, al igual que la natación, mejora mucho la flexibilidad. Pero además, el aeróbic hace que nuestro cuerpo incremente sus niveles de dopamina, por lo que el deseo sexual también aumenta.

Ejercicios cardio

Muchas personas se siguen  sumando a la moda del cardio en los gimnasios con el objetivo de quemar grasas de manera rápida y efectiva, ya que la pérdida de peso se suele notar bastante pronto.

Pero además de este, que es el más visible, el cardio tiene otros beneficios. Esta es una estupenda manera de mejorar nuestra resistencia sexual y tener un mejor rendimiento en la cama, ya que además nos ayuda a incrementar nuestros niveles de energía. Por otro lado, la práctica regular del cardio hace que las personas que padecen disfunción eréctil vean mejorado este problema.

Sentadillas

Aparte de las flexiones y los abdominales, hay un ejercicio que nos ayuda a mejorar nuestra vida sexual de manera muy notable. Aunque no lo parezca, se trata de las sentadillas.

Y es que, aunque la mayoría de la gente hace series de estos ejercicios con el objetivo de lucir unos glúteos más firmes, con este gesto también estamos contribuyendo a mejorar el rendimiento en la cama. ¿El motivo? Al hacerlas estamos teniendo mayor fuerza en las extremidades inferiores, por lo que con el tiempo tendrás la confianza suficiente para lanzarte a probar posturas que antes ni se te habrían ocurrido.

Ejercicios de Kegel

Los conocidos  ejercicios de Kegel surgieron en los años 40 y deben su nombre al Doctor Arnold Kegel, que los ideó para fortalecer los músculos pélvicos. En su día, el objetivo que perseguía era que sus pacientes lograsen superar los problemas de incontinencia urinaria.

Sin embargo, con el tiempo se ha ido demostrando que estos ejercicios son recomendables para  otras cosas. Por ejemplo, este tipo de ejercicios son muy recomendables durante y después del embarazo, para fortalecer y recuperar el suelo pélvico.

Pero además de todo esto, los ejercicios de Kegel también ayudan a mejorar la vida sexual, ya que la musculatura pélvica es fundamental, y al verse fortalecida aumenta bastante el placer tanto en hombres como en mujeres.

Redacción Leo.bo

Fuente: Tvnws

13 Abril 2015

La Universidad norteamericana de Wilkes (Pennsylvania) ha publicado un estudio, en el que varios especialistas y terapeutas sexuales han analizado y desvelado los beneficios físicos de practicar el sexo, al menos, dos veces a la semana.

Otras de las conclusiones del estudio han delimitado que tener sexo de forma periódica contribuyen a que el organismo libere un anticuerpo llamado inmunoglobulina A o IgA, que se encarga de proteger físicamente de infecciones o enfermedades.

Incluso, los investigadores han extraído que las relaciones sexuales son un gran aliado para combatir algunas de las enfermedades más comunes actuales.

Algunas de las más destacadas han resultado ser las migrañas, colesterol, depresiones, insomnio, incontinencia o dolores articulares. Aunque esta lista de 22 enfermedades se podrían combatir si se disfrutase del sexo de forma regular.

1. El sexo protege contra el cáncer de próstata. Las eyaculaciones -al menos cinco veces a la semana- reduce el riesgo de padecer un cáncer de próstata.

2. Antidepresivo natural. Tener un orgasmo es un potente relajante físico y emocional.

3. Contribuye a acabar con los dolores de cabeza por la liberación de oxitocina y el aumento del nivel de endorfinas. Actúan como analgésico natural y cuerpo y mente se relajan.

4. Previene el envejecimiento. Hace que las personas se sientan jóvenes, además de mejorar la apariencia, autoestima y seguridad.

5. Mejora la incontinencia fortaleciendo la región pélvica y evitando el riesgo de pérdidas asociados a la edad.

6. Cuida y protege la piel, huesos y músculos de enfermedades. El sexo libera la testosterona.

7. Ayuda a mantenerse en forma y cuidar el corazón. Tonifica los músculos y mantiene la línea.

8. Mente más sana. La persona se llena de energía, ternura y vida.

9. Contribuye a finalizar con el insomnio.

10. Aumenta la felicidad. Las personas más activas sexualmente tienen mejor humor y sistema inmunológico y tienen menos depresión.

11. Es un potente aliado del cáncer de mama.

12. Cuida del corazón. Para los hombres, una vida sexual activa reduce el riesgo en un 50%.

13. Mejora la autoestima. El cuerpo emite gran cantidad de feromonas durante el sexo que hacen que la persona sea más deseables. Por tanto, más atractivos y más seguros de uno mismo.

14. Contribuye a la felicidad en general. Diversos estudios han concluido que las personas que más sexo practican suelen corresponderse con aquellas que se sienten más felices.

15. Alivia dolores musculares y articulares. La estimulación vaginal incrementa la tolerancia al dolor a la vez que actúa como analgésico aliviando calambres menstruales, dolores de espalda, artritis, etc.

16. Protege frente a la gripe y el asma. Incrementamos la producción de los anticuerpos (inmunoglobulina A) que nos protegen de las infecciones virales. Además actúa como antihistamínico natural

17. Mejoría del autocontrol. Suaviza y reduce el estrés a la vez que favorece auto-confianza en la pareja.

18. Prolonga la vida activa. Nos hace sentir más jóvenes pero también retrasa el envejecimiento gracias a la liberación de hormonas como la DHEA y los estrógenos.

19. Cuida los dientes. La saliva limpia ayuda a mantener a raya la placa dental a la vez que disminuye los niveles de ácido.

20. Las mujeres están protegidas de posibles enfermedades mentales gracias a la regulación de hormonas.

21. Vigoriza la pelvis y mejora la sexualidad. Muy recomendable de cara a embarazos y partos ya que, cuanto más ejercitada esté la pelvis, más placer se obtendrá durante el sexo.

22. Buen aliado contra la creación de trombos en sangre.

Redacción Leo.bo

Fuente: Tvnws

08 Abril 2015

Si tienes un compañero sexual cuyas proporciones son grandes aquí tienes los mejores tips para que disfrutes del sexo

A veces puedes llevarte una sorpresa cuando de dimensiones de los órganos sexuales se trata. Si tienes un compañero sexual cuyas proporciones son grandes aquí tienes los mejores tips para que disfrutes del sexo.

1. Usa lubricante: Tener lubricación extra es lo mejor que puedes hacer para tener encuentros sexuales únicos cuando se trata de un chico grande. Si te da pena tener el tubo junto a la cama o en tu mesa de descanso, ve al baño antes y aplica la cantidad necesaria para que combinado con tu lubricación natural, logres resultados sorprendentes.

2. Despídete de la tensión: Si decides que no estás lista para la penetración, no tienes por qué hacerlo. El momento ideal para el coito es justo antes de tener un orgasmo gracias al sexo oral o estimulación manual que te de tu galán. ¡El foreplay importa mil veces más que el tamaño!

3. Asegúrate de estar dispuesta: Habla con tu chico y dile qué es exactamente lo que te gusta antes de tener sexo. Desde una cena romántica, hasta estar abrazados juntos en la cama o una sesión de besos, no dudes en expresar qué es lo que te sube la temperatura.

4. Elige una posición sexual que te haga sentir cómoda: Así como es bueno buscar posiciones de contacto máximo cuando tu galán no tiene un gran pene, te recomendamos todo lo contrario cuando sí lo tiene. ¡Tú decides qué te gusta!

5. Marca el ritmo: En lugar de tener sexo en un movimiento fuerte y rápido, pídele a tu  pareja que tome las cosas con calma y por “etapas”. Dile en el momento que estés lista.

6. Experimenta cosas nuevas: Pídele tener sexo en diferentes posiciones para saber cuál es la mejor para ti. Si es muy grande, es probable que no quieras que te penetre de una forma muy atrevida o brusca.

7. Usa tu “poder femenino”: “Empuja” desde dentro mientras están teniendo sexo (pon en práctica los ejercicios de Kegel). Así te sentirás más en control.

8. ¡No entres en pánico!: Si a la hora de la acción te sorprenden sus atributos sexuales, piensa que tu vagina es lo suficientemente elástica para ese y otros retos que se te presenten.

Redacción Leo.bo

Fuente: Imujer.com

31 Marzo 2015

La actriz estadounidense, reconocida por ser una de las “rudas” de Hollywood, confesó que la muerte de su compañero de set Paul Walker en noviembre de 2013 le dio más duro de lo que el público se pueda imaginar, tanto así que se volvió “un poco loca”.

“En realidad me volví un poco loca… Hubo muchas cosas que hice durante ese tiempo que no hubiera hecho de estar en mis cabales”, dijo Rodríguez a una reconocida revista, haciendo referencia al primer año de la muerte de Walker en el que mantuvo relaciones con Cara Delevingne y Zac Efron, entre otros.

De igual manera la actriz reconocida por su papel de “Letty”, de la saga “Rápido y Furioso”, aseguró que se dedicó a hacer muchas cosas para olvidar la trágica muerte de Walker.

“Me parecía que nada de lo que pudiese hacer me haría sentirme viva, así que seguía esforzándome más y más. Me dediqué a viajar y a practicar sexo. Y sencillamente estaba intentado ignorar todo lo que sentía”, confesó.

Por otra parte, Michelle Rodríguez se refirió a su tipo de galán preferido en Hollywood y afirmó que “ya no fabrican” hombres como Paul Newman, a quien califico de “realmente atractivo” y un “hombre de verdad”.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Teleshow

30 Marzo 2015

Que el Barça y sus jugadores despiertan pasiones es algo que todos sabíamos, aunque siempre hay alguien que nos sorprende.

Es el caso de Gwen García, una presentadora de raíces nicaragüenses y nacida en Miami que trabaja en Neta News y que ha saltado a la primera línea mediático tras asegurar que “mi fantasía sexual es con un futbolista, ese tipo de cuerpo me encanta”, y concretó: “Me gustaría hacerlo en una cancha con un jugador del Barcelona después de jugar y sudando, ufff, me fascinaría”.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Mundodeportivo.com

24 Marzo 2015

Descubre si tu chico es el mejor amante que has tenido con estas 9 claves.

1. Las señoritas primero

Se asegura (o al menos lo intenta) de que siempre llegas tú antes que él al orgasmo. Y cuando al fin llega el momento, te sientes como la protagonista de El Diario de Noa en las escenas más sexys.

2. Sexo oral

No sólo le encanta disfrutar de él, sino que le gusta mucho más hacerte disfrutar a ti.

3. Fantasías

No se burla ni te hace sentir incómoda cuando le cuentas tus fantasías sexuales. De hecho, da igual lo irrealizables que sean, pero intenta por todos los medios que se hagan realidad.

4. Zonas erógenas

Sabe que existen más zonas erógenas que el punto G y el clítoris. Y lo que es mejor, sabe perfectamente dónde están.

5. Vibrador

Sabes que tienes un buen amante al lado cuando no se siente amenazado por tu vibrador, tu chico sabe tan bien cómo tú que lo hace mejor que ese chisme.

6. Le encanta tu cuerpo

Y nunca sacará un defecto. De hecho, aunque hayas ganado o perdido unos kilos, siempre te hace sentir supersexy a su lado.

7. Para cuando se lo pides

Le preocupa más tu placer que el suyo, así que nunca antepondrá su satisfacción sobre tu bienestar.

8. Te abraza después del sexo

Y puede quedarse horas en la misma postura, disfrutando de ti.

9. Es el mejor que has tenido

Y lo sabes porque hacéis el tándem perfecto.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Imujer.com

23 Marzo 2015

Si se nos pregunta qué podemos hacer para mejorar nuestra vida sexual, probablemente pensaremos en todos esos trucos que han terminado por convertirse en lugares comunes, como prolongar los preliminares, probar alternativas tan arriesgadas como el sexo oral o el anal, disfrazarse de alguna cosa ridícula o, últimamente, darse unos cachetes gracias a 50 sombras de Grey. En lo que raramente repararemos es en algunas técnicas milenarias como la del pompoir y su variante árabe, el kabazza.

El sexo tiene que ver con la fricción, y de ahí la obsesión que muchas mujeres –y hombres– tienen por el tamaño de los penes. Se entiende que, a más tamaño (preferiblemente grosor a longitud), mayor será la satisfacción. Dicho pensamiento se encuentra en la base del conocido como pompoir o, más poéticamente, el beso de Singapur (o, de forma más elusiva, el toque de flauta).

¿En qué consiste? Se trata, básicamente, de una técnica sexual en la que la mujer utiliza su vagina para estimular el pene del hombre como si lo estuviese succionando. De ahí su nombre, pompoir, que en francés sería algo así como “chupadora”: la vagina produce un efecto semejante al de la boca durante el sexo oral. En lugar de moverse cabalgando o embistiendo, la pareja permanece quieta y ella utiliza el músculo pubocoxígeo para estimular la erección masculina, lo que se traduce en orgasmos más intensos tanto para él como para ella.

No se trata de una técnica nada sencilla, y aunque algunas mujeres nacen con la habilidad natural de realizar estos movimientos musculares, muchas tienen que entrenarse para conseguirlo. Los libros de historia arrojan algunos casos, como ocurre con la amante del rey Francisco I y Enrique II de Francia, Diane de Poitiers, que tenía una habilidad especial para esta técnica. Como señala un artículo publicado por Emma Gold en GQ, en Shanghái circula la historia de una prostituta capaz de introducir y sacar el pene de su amante simplemente con los movimientos de su vagina.

Un largo camino hacia el placer

Al parecer, la tradición nació en la India hace más de 3.000 años, y de ahí se extendió a otros países orientales como Tailandia o Japón. Parte de la educación de algunas geishas, se centra en desarrollar esta técnica, así como la de las Devadasis indias proscritas desde el año 1988. De hecho, existe una variación conocida con el nombre de kabazzah, y en la cual participan también los músculos del abdomen. La fijación de algunas celebridades por las prácticas sexuales orientales como el sexo tántrico, han devuelto al pompoir a la actualidad amatoria.

La posición ideal para practicar esta técnica es aquella en la que la mujer se sitúa encima del hombre, puesto que es ella la que marcará el ritmo y la intensidad del encuentro sexual, aunque también puede practicarse de lado. Es más, resulta necesario que el hombre se encuentre en una posición absolutamente pasiva, ya que el movimiento debe ser sutil. Es necesario que la vagina se encuentre dilatada y humedecida, para facilitar su movimiento. Y toda la responsabilidad se encuentra, por una vez, en el lado femenino, que decide a qué ritmo se realiza el acto.

Como explica Denise Costa, fundadora de la página Pompoir Book –una completa guía sobre el beso de Singapur–, en Salon, esta técnica no sólo permite al hombre tener orgasmos más intensos y duraderos, sino que puede provocar que la mujer experimente los tres tipos de orgasmos posibles, a saber: el vaginal, el del clítoris y el menos habitual de todos ellos, el del útero. En ocasiones, la contracción de la vagina se produce de forma natural cuando una mujer experimenta el clímax.

Ejercicios para reforzar nuestra vagina

Muy pocas mujeres son capaces de lanzarse a realizar esta técnica sin haberse entrenado antes. Costa propone en el artículo una serie de técnicas que nos permiten ser capaces de hacerlo en menos de cinco meses, siempre y cuando nos comprometamos a una disciplina de practicar una hora al día. Entre estos ejercicios se encuentran todos los relacionados con el control de los músculos pélvicos, que son los mismos que evitan que la orina se escape: contracciones, apretar, empujar y otra clase de movimientos realizados de forma consciente cuentan como parte del entrenamiento.

Por lo general, esta clase de ejercicios que tienen como objetivo reforzar el suelo pélvico suelen recomendarse a aquellas mujeres que sufren problemas de pérdida de orina o para facilitar el parto, pero también pueden ayudar a reforzar la vagina. Por lo general, suelen basarse en mantener la contracción durante todos los segundos que sea posible, hasta los diez. Estas prácticas reciben también el nombre de ejercicios de Kegel, y pueden reforzarse a través de los conos vaginales (dispositivos que se insertan y que deben sostenerse gracias a la acción de los músculos) o del propio pene de la pareja. Sin embargo, se debe tener cuidado con estos ejercicios, puesto que su mala práctica puede agravar los problemas de incontinencia o provocar un prolapso.

Existe otra técnica asociada a esta, y que recibe el nombre de the mare’s trick (el truco de la yegua). Esta consiste en mantener el pene de la pareja dentro de la vagina, rodeando con las piernas el miembro del hombre y endurecer los músculos de la pelvis, lo que provoca que la erección no desaparezca, algo que puede llegar a ser doloroso en caso de que el hombre ya haya alcanzado el clímax, pero también ayudar a evitar los problemas de erección.   

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Imujer.com

Últimas Noticias

Prev Next

El TAS reduce la sanción al Chelsea, aut…

El TAS reduce la sanción al Chelsea, autorizado a fichar jugadores en enero

 El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo hoy la sanción al Chelsea, suspendido de incorporar...

Diputado mexicano solicita a sus colegas…

Diputado mexicano solicita a sus colegas aporte mensual para Evo

El diputado mexicano Gerardo Fernández Noroña, de tendencia de izquierda, solicitó por escrito a sus...

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan t…

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan transición a cargo de Áñez

En la última reunión del Mercosur (Mercado Común del Sur) en Brasil, los actuales gobiernos...