Santa Cruz de la Sierra
28 Octubre 2016

Las relaciones íntimas tienen un impacto en el cuerpo que va mucho más allá del placer del momento. Un ya célebre estudio de la Universidad de Wilkes en Pennsylvania, Estados Unidos, reveló hace tiempo que una vida sexual activa podría ayudar al cuerpo a protegerse de determinadas enfermedades, así como también aliviar otras. Según esa investigación, pionera en la materia, tener sexo al menos dos veces a la semana es suficiente para obtener numerosos beneficios para la salud mental y también física.

Con el tiempo, numerosos grupos científicos se enfocaron en comprender a fondo ese efecto del sexo en la salud y se encontraron con una gran cantidad de consecuencias positivas que se desprenden del encuentro íntimo con otra persona. Las consecuencias impactan en la salud previniendo ciertas enfermedades y aminorando los efectos de algunas afecciones:

1. Dolores

Una de las conclusiones más famosas de los estudios es que el sexo es un excelente analgésico natural, gracias a la liberación de oxitocina y al aumento de las endorfinas que se produce durante ese momento. Eso explica por qué luego de una relación sexual el cuerpo está más relajado y ciertos dolores como las jaquecas, los musculares o los calambres desaparecen.

"Las investigaciones más recientes descubrieron que un orgasmo puede inhibir la liberación de transmisores de dolor de la médula espinal para que no puedan llegar a las neuronas que responden al dolor", señaló Barry Komisaruk, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers, especialista en sexo y neurociencia. "De hecho, se puede elevar el umbral del dolor tanto que el efecto equivalente en morfina es tres veces la dosis usual para aliviar el dolor", agregó.

2. Depresión

Las relaciones sexuales actúan también como un antidepresivo ya que cada orgasmo no sólo es un potente relajante físico sino también emocional. Con la enorme producción de la hormona serotonina que se produce en el cerebro durante un acto sexual, se reduce notablemente la tensión nerviosa. Según un estudio de la Universidad de Nueva York, practicar el sexo oral puede actuar como un excelente antidepresivo para las mujeres, ya que el semen contiene serotonina, melatonina y tirotropina, que son tres elementos claves para combatir la depresión.

Además, en días de poco amor propio, sentirse deseado y querido es un gran impulso y por lo tanto un potente antidepresivo. En relaciones de pareja esto es aún más efectivo que en las relaciones sexuales casuales porque el encuentro con una persona donde prime la ternura y el cariño puede ser fundamental para el humor y la felicidad. Todos estos componentes mantienen a la persona cada vez más alejada de un cuadro depresivo.

3. Insomnio

Aquellas personas que no pueden dormir así estén muy cansadas ya probaron mil y un soluciones y en muchos casos no hubo éxito. Sin embargo, tener sexo puede convertirse en una solución más eficaz que cualquier otra, gratis y completamente natural. La ciencia demostró que una de las mejores maneras para curar la falta de sueño es mantener relaciones sexuales justo antes de dormir. Eso es porque, instantes posteriores al acto, el cuerpo se ve inducido en un estado de relajación y bienestar ideal para conciliar el sueño.

Si bien este consejo sirve para todos, quienes más se benefician del sexo como terapia para dormir mejor son los hombres, que tienen una predisposición para dormir después de tener relaciones y las mujeres tienen más tendencia a experimentar una sensación calmante, gracias a las toxinas liberadas. "Para un hombre, un orgasmo poderoso es el equivalente a tomar en promedio dos o tres miligramos de diazepam (o Valium)", señaló Arun Ghosh, especialista en salud sexual del Hospital Spire de Liverpool

4. Gripe y asma

Una vida sexual activa incrementa notablemente, según diversos investigadores, la producción de los anticuerpos encargados de protegerse de las infecciones virales (inmunoglobulina A), como la gripe. Además, el sexo es un antihistamínico natural, lo que puede ser ampliamente beneficioso para afecciones como el asma.

5. Incontinencia

Cada acto sexual fortalece a través de las diferentes posiciones, diversos grupos musculares y óseos. Una zona que se beneficia especialmente es la pelvis y se evitan así las pérdidas de orina. En las mujeres, el sexo regular propicia una excepcional salud en la pelvis, reduciendo el riesgo de incontinencia relacionado con la edad. "Los músculos que detienen el flujo de la orina y la incontinencia, se benefician mucho y reducen el riesgo de tener incontinencia a corto o largo plazo", señaló el doctor Gillian Vanhegan, un portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido.

7. Enfermedades cardiovasculares

Según el estudio de la Universidad de Wilkes, para los hombres, tener una vida sexual activa se traduce en una enorme disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 50 por ciento. Durante el coito, el corazón late más rápido y por lo tanto aumenta el nivel de oxígeno en la sangre y el flujo sanguíneo. Estas dos respuestas naturales ayudan a prevenir la trombosis y la formación de células falciformes -que producen glóbulos rojos de forma anormal- en la sangre. En las mujeres, el sexo aumenta la producción de estrógeno, componente que también actúa contra las enfermedades del corazón.

Un estudio de la Universidad de Queen descubrió además que tener sexo tres veces por semana reduce notablemente el riesgo de sufrir un infarto. "Las endorfinas liberadas durante el sexo neutralizan las hormonas del estrés en el cuerpo, relacionadas con enfermedades cardiovasculares", dijo la doctora Lisa Turner, terapista sexual. Para la especialista, la creencia de que los infartos son comunes durante las relaciones sexuales es simplemente un mito, ya que son casos especiales donde otros factores son los culpables como el sobrepeso, la adicción al cigarrillo, entre otros.

8. Cáncer de próstata

Investigadores de la Universidad de Nottingham, descubrieron que las eyaculaciones son la respuesta corporal más importante para reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Por este motivo, practicar sexo asiduamente es una barrera de protección ante la aparición de posibles tumores. Sin embargo, el sexo esporádico no ayuda en ese sentido, porque para que el cuerpo note este beneficio sería necesario eyacular al menos cinco veces a la semana.

9. Cáncer de mama

Una investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte apunta a que las mujeres que practican sexo oral tienen menos riesgo de padecer cáncer de pecho. Esto se debe a que el semen contiene vitaminas B12 y C, calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc, proteínas y azúcares que ayudarían a reducir las células cancerosas. Además, la estimulación de la mama a través de "caricias" hace que la mujer libere oxitocina, una hormona que también protege de la aparición de este tipo de cánceres.

10. Caries

Besar tiene muchos beneficios para la salud bucal, en principio porque la saliva es saludable. La saliva limpia y disminuye el nivel de ácido en la boca, que causa las caries, y previene así contra la placa dental. La saliva contiene un analgésico denominado opiorfina que alivia el dolor relacionado con la inflamación de las encías.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Imujer.com

25 Octubre 2016

¿Cumpliría Madonna su promesa si ganara Hillary Clinton las próximas elecciones? De ser así, no querría estar en sus zapatos. A juzgar por la cantidad de votantes demócratas, a la “reina del pop” le tomaría el resto de su vida cumplir con la palabra empeñada, más si es cierto eso de que es buena para la faena (“Soy muy buena. Me tomo mi tiempo y hago mucho contacto visual”, aclaró durante un show).

Uno tiende a desconfiar de quienes magnifican en público sus virtudes bajo las sábanas, pero en este caso, “la chica material” sumó un poroto al destacar un par de datos propios de una buena felatriz o Gulp girl, como le llaman en el cine porno a la actriz que se ocupa de poner a punto a los actores en las escenas de sexo oral. La dedicación y el contacto visual, he ahí parte del secreto, parece.

La felatio (del latín fellare, succionar) es una práctica ancestral que algunas culturas consideraron sagrada, y mientras en otras fue, y sigue siendo, tabú. Si nos preguntamos a quién se le ocurrió implementarla por primera vez en la intimidad, y por qué, tal vez sirva recordar que hay testimonios de esta forma de goce en las pinturas del neolítico, en el Antiguo Testamento (en el Cantar de los Cantares) y en los papiros egipcios (5000 años atrás).

De hecho, dicen que en la tierra de los faraones, algunas mujeres se pintaban la boca de cierto color para indicar su “dedicación” y también que una de las célebres felatrices de la historia fue la misma reina Cleopatra. Su fama llegaba hasta Grecia, y eso que entonces no había Instagram, ni cómo hacer marketing personal. Sin embargo, “Cleo” era conocida como “la de la boca grande” o “la gran tragona”, pues se decía que habían pasado por ella más de cien hombres, una cifra que suena un poco exagerada.

Entre las imágenes eróticas rescatadas en el lupanar en Pompeya, hay unas que representan una variante de la felación conocida como “irrumación”, en la que quien trabaja es el que recibe placer.

En China, fue permitida durante varias dinastías (ejemplo, la Chou 720 a 222 ac), y en los textos eróticos del siglo XII, los escritores recurrían a una delicada metáfora para aludir al ejercicio oral: “tocar la flauta”, expresión aún vigente en aquel país.

El Kamasutra le dedica a la felatio un lindo repertorio de posiciones para practicarla con comodidad: la abertura del bambú, la posición del cangrejo, el salto del tigre y el frotamiento del jabalí, entre otras. Ya en la Edad Media, fue prohibida por la iglesia y lamentablemente desde entonces, la sola palabra quedó asociada al delito (no olvidar algunos episodios, como el protagonizado por el actor Hugh Grant y el exministro Strauss Kahn).

Sin embargo, y pese a las reticencias femeninas, según el sexólogo Adrián Sapetti, las estadísticas demuestran que más del 70 % de las mujeres de hasta 50 años considera atractiva la idea de dar y recibir sexo oral.

Personalmente, creo que a ese cambio de actitud mucho contribuyó la prédica de Samantha Jones, el querido personaje de “Sex and The City”. Hoy, el sexo oral, que a mi modo de ver no cuenta como juego previo, sino que es sexo, tiene mucha mejor prensa. En las revistas y portales femeninos publican sendos manuales de instrucción como para alcanzar un posgrado, y los libros temáticos siempre le dedican algún capitulo.

Por ejemplo, en un libro muy útil, “Sexejercicios”, escrito e ilustrado por Sophie Troff, Frederic Mompo y Jade Vigreux  (Océano) recomiendan a los iniciados empezar por practicarlo bajo la ducha (nunca en la bañera) y en la poética posición de la flauta. Respecto de la promesa de Madonna, nada es al casual: en estos días se cumplen 24 años desde que lanzó Sex, ese libro de fotografías eróticas con el que apuntaló su pretendida fama de femme fatal.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

21 Octubre 2016

El mediocampista del Manchester United, Paul Pogba, fue denunciado por un vecino que dijo haberse sentido incómodo por los ruidos provenientes del cuarto en el que el futbolista se alojaba junto con Dencia, una cantante africana.

"Me despertaron con gemidos sexuales tan fuertes como los del cine porno", aseguró uno de los turistas del hotel, según publicó el diario inglés The Sun.

"Era imposible no oírlos. Ella gemía muy fuerte y decías cosas como 'bebé', 'eres el mejor', 'no pares nunca', 'me matas', 'tú eres el campeón'. Y no les importaba que los oyeran", agregó otro huésped, quien no quiso revelar su identidad.

El hotel  en cuestión es el Lowry, de cinco estrellas, ubicado en Manchester. Allí, el francés habría pasado parte de sus días tras su reciente llegada al club. Las habitaciones oscilan entre los 250 y 500 dólares por noche.

Uno de los huéspedes, que al final optó por cambiar de hotel, se quejó con los empleados y aseguró que en la habitación de Pogba había un ruido de música hip-hop y que la mujer no paraba de gritar.

Por otra parte, el representante de la cantante declaró que ella no mantiene una relación sexual con el jugador del Manchester United, sólo pertenecen a un círculo social muy cercano.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

12 Octubre 2016

Caricias, abrazos y ropa provocativa eran algunas de las formas en que Rosaura intentaba acercarse íntimamente a su pareja, Roberto.

Ambos estaban en sus veintitantos años, llevaban un año de relación y convivían. Sin embargo, la joven comenzó a notar que la pasión que experimentaron al inicio de la relación no era la misma.

 “Él siempre llegaba cansado a la casa y sin ánimo. Solía buscarlo íntimamente al acostarnos a dormir, pero al ver que no había ninguna respuesta de su parte dejé de buscarlo también”, afirmó Rosaura.

Son varias las razones por las cuales el hombre puede dejar de desear tener relaciones con su pareja. Dejando a un lado las razones patológicas (trastornos o disfunciones), la especialista en sexualidad humana, Ivelisse Cintrón, asegura que en su mayoría son emocionales las causas que los alejan.

Si bien en el caso de Rosaura, el arduo trabajo físico podría ser una razón por la que Roberto no quería tener intimidad con ella, son muchos los factores que pueden derivar en esa falta de deseo del hombre.

Cintrón destaca que cada pareja es individual, sin embargo para los hombres el aspecto visual es muy importante, por lo que para ellos cuenta mucho cómo se ve su pareja.

“El hombre es mucho más visual que la mujer. En muchas ocasiones, cuando la mujer se convierte en mamá, no se arregla como se arreglaba antes, porque tiene un rol que le consume la mayoría del tiempo. Así que hay muchas ocasiones que el hombre deja de ser seducido visualmente por su pareja, porque ella se está dedicando más a ser mamá. Si al hombre no le apela el sentido del gusto va a rechazar ese acercamiento de la mujer”, destacó la experta.

La infidelidad puede ser también una de las principales razones por la que un hombre no desea estar íntimamente con su pareja. Y el asunto es que aunque esa otra relación comience como algo meramente físico irá desarrollando un vínculo emocional con esa otra persona.

 “Cuando eso pasa se comienza por el sexo, pero aunque el hombre no lo acepte es muy emocional también. Obviamente, por la trascendencia del machismo no lo demuestran, pero una vez comienza la sexualidad con otra mujer, que pueda suplirle la parte emocional también, se va a desligar completamente de la sexualidad en su casa con su pareja”, indicó.

¿Qué se puede hacer?

Cintrón fue muy enfática en que la mujer debe siempre mantenerse sensual y erótica para que la pareja siga funcionando en el aspecto sexual. Sin embargo, la experta reconoce que el rechazo constante puede provocar que la mujer tampoco quiera buscar más al hombre por miedo a recibir nuevamente un no, como le ocurría a Rosaura.

Aunque no niega que culturalmente sigue muy arraigado el que el hombre sea el que toma la iniciativa para los encuentros íntimos, la mujer también tiene que usar sus técnicas para que eso ocurra.

“No podemos olvidarnos de que por ser mujer pude ser mamá. Tenemos que saber dividir el tiempo para complacer a ambas partes, porque no podemos olvidarnos de ser pareja. La mujer siempre debe conseguir el tiempo porque sí lo hay. Saber dividir entre seguir siendo el ente erótico, el ente sensual, seguir usando las batitas eróticas.

 “Arreglarse sin que la pareja lo espere. Tener una cena y estar bien arregladita, perfumadita. Eso enciende la llama de la relación, rompe la costumbre y la tradición, además de que nos saca de la rutina”, explicó.

La sexóloga también recomendó que cuando la mujer quiere tener la relación sexual debe ir al grano, ser directa. Si va a acariciar a su pareja que no sea una caricia tierna, sino que más directa para que el hombre entienda sus intenciones.

La comunicación entre la pareja es otro factor de suma importancia. “La comunicación es el 99% de la relación de pareja, porque si mi hombre quiere que me siga manteniendo arreglada y erótica, obviamente tenemos que dividirnos los quehaceres del hogar y fuera del hogar. Si él me ayuda en mi casa, o yo lo educo a que él me ayude en mi casa, me va a sobrar más tiempo para dedicarme a él”, afirmó.

Una situación positiva que Cintrón está viendo en su práctica es que hay más interés por parte de los hombres en salvar sus relaciones y familias.

“En estos últimos años creo que el hombre ha reconocido que la calle no está bien y, obviamente, las enfermedades de transmisión sexual han ido en aumento. Así que quitan el machismo que traen arraigado por tradiciones, religiones, y si se quedan en su casa intentando salvar esa relación.

“Probablemente también tienen hijos a quienes se les quiere dar el ejemplo. La mujer tampoco ha sido mala, sino que ha dejado ir un poco su naturaleza y deciden dar una oportunidad”, expresó.

Cintrón afirma que, incluso, si se mantiene encendida la pasión, ni siquiera la crisis de mediana edad, que le da a los hombres entre los 50 y 56 años, afectaría la relación, pues encontrarán en su casa lo que pueden buscar.

¿Y si es gay?

Esa es otra posibilidad que hay que considerar entre las razones por las que el hombre no quiere tener sexo con su pareja. Cintrón indica que las presiones sociales hacen que hombres homosexuales se involucren en una relación heterosexual, pues es lo que la familia espera de él.

 “Es un tema bien importante y le pasa a hombres y a mujeres. En el transcurso del tiempo siempre han sabido que son gay. En este caso, el latino siempre piensa ‘lo que van a decir de mí’, ‘tengo que complacer a mi familia’ y en muchas ocasiones no entran solamente en una relación sexual, sino  en relaciones y hasta tienen hijos. Lo hacen para complacer a la sociedad. Cuando se dan cuenta que ya satisficieron a su familia, comienzan a adquirir las diferentes posturas para que su pareja se dé cuenta de que es gay”, afirmó la sexóloga.

No obstante, Cintrón establece que el homosexual siempre da indicios de su preferencia, sin embargo, la mayoría de las veces la otra parte no se da cuenta por lo enamorada que está.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

10 Octubre 2016

Es hora, señores, de dejar de preocuparse por el tamaño de su pene y más bien empezar a ponerle cuidado a la forma cómo lo usan, teniendo en cuenta la opinión de las mujeres.

Si bien para ustedes es el máximo símbolo de su poder de machos, lo cierto es que nosotras, por lo general, no logramos entender por qué ese apéndice les significa tanto.

La verdad, más que dedicarse a la contemplación de su querido amigo, deberían conocer a fondo los terrenos anatómicos femeninos en los que lo ponen en acción. Y lo digo porque ocho de cada diez mujeres afirman no percatarse de sus dimensiones cuando sus dueños se muestran entendidos en el cómo y en dónde estimular.

Por el contrario, muchas hemos sido testigos de buenos equipamientos (en términos de tamaño) con desempeños decepcionantes.

Otra petición que les hacemos es que entiendan que las curvas peneanas no están ahí por capricho de la naturaleza, sino para cumplir tareas muy nobles que se relacionan con el acople anatómico durante el aquello.

Por ejemplo, la pequeña curvatura hacia arriba permite hacer presión en la parte anterior de la vagina, donde se encuentra una zona erógena clásica que, si quieren, pueden llamar punto G y que, además, no está más allá de 5 centímetros, por lo que un instrumento corto puede ser muy eficiente.

No sobra también contarles que no pocas mujeres prefieren que este preciado apéndice sea más generoso en diámetro que en longitud.

Saben que las paredes vaginales anteriores están ricamente dotadas de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas por el roce con una estructura amplia, garantizan goce.

Y como en gustos no hay límites, a muchas mujeres les favorece una cabeza prominente (del pene, aclaro), porque al hincharse el glande durante la erección favorece con su asimetría el estímulo de ciertas zonas interiores que resultan placenteras.

Así que a sacarle provecho a lo que tienen y no olviden que si de longitud se trata, con solo 7.6 centímetros nos pueden ayudar a tener orgasmos de los de verdad.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

 

 

07 Octubre 2016

Aborto. La sola palabra causa miradas de censura. Y si se discute sobre el sexo después de esa interrupción del embarazo, el debate entre los partidarios de los derechos reproductivos de la mujer y los conservadores es lastimoso por demás.

Esa estela de controversia, incendiada por comentarios y reacciones entre los que respaldan una u otra postura, está anclada en valores sociales y religiosos, más que en datos científicos, según el psicólogo y educador sexual José R. Pando.

La polémica tampoco se separa de cómo se puede desarrollar la relación sexual después de un aborto. Y es que, sea por voluntad propia o por razones espontáneas o naturales, el aborto “puede trascender e impactar la relación sexual-íntima de la pareja”, afirma el sexólogo.

Pando sostiene, como es de esperar, que “el impacto del aborto en las relaciones sexuales de una pareja […] puede ser significativo dependiendo de las razones del mismo”.

Temor y ansiedad

Por ejemplo, el terapeuta ilustra que si el embarazo se produce por un descuido o accidente y la “solución” que ambos creen prudente es la conclusión a la gestación, “son pocas las repercusiones que eso podría tener en la sexualidad futura”.

Si ese es el cuadro, Pando señala que “el sexo se puede impactar, ya que (ambos) podrían experimentar cierto temor y ansiedad de que se vuelva a repetir la situación y, esto a su vez, empobrezca la relación sexual”. No obstante, los problemas se asoman cuando, según Pando, una de las partes no está de acuerdo.

Pero cuando el aborto es espontáneo y el deseo de tener un hijo está presente, el sexólogo cuenta que “aun en gente muy joven con posibilidades en el futuro de tener un hijo, los sentimientos que muchas veces afloran son de fracaso, pérdida y depresión”.

Dicho escenario, a su vez, obstruye el ideal del sexo como fuente de placer y satisfacción. De acuerdo con Pando, esa imagen no mejorará hasta que el tiempo pase y la pareja logre sanar la pérdida experimentada después del aborto.

Algo que ambos casos comparten es que no son pocos los que catalogan el aborto como una tragedia que incide en que la naturalidad del sexo se estropee. “Todas las mujeres y hombres necesitan un tiempo para reflexionar y sanar después de un aborto”, indica Pando.

Retorno a la intimidad

“Rutinariamente, se recomienda a las pacientes posaborto que se abstengan de tener relaciones sexuales durante las seis semanas subsiguientes a la expulsión”, informa la ginecóloga Vivian Tamayo sobre el tiempo que toma reiniciar la vida sexual. Cabe señalar, apunta Tamayo, que algunas pacientes han podido reanudar el sexo antes de este periodo.

La profesional, quien es catedrática de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas, advierte que esto se recomienda “para asegurar la recuperación completa de los órganos reproductivos” luego de este proceso, y así “evitar complicaciones” tales como infecciones y sangrado excesivo.

Tamayo estipula que “lo más importante es que la paciente se sienta segura y cómoda de tener relaciones sexuales y que, si no va a esperar las seis semanas recomendadas, pida que su parejo utilice condones”, de manera que se eviten infecciones y se prevenga otro embarazo.

Sumando y restando los efectos de un aborto tanto en el cuerpo como en las emociones, Pando concluye que “la naturalidad del sexo y su intensidad se recupera si la pareja se comunica eficientemente, se ama, se respeta, se trata de comprender y tolerar; y, por supuesto, sienten la pasión (y) la satisfacción de entrelazar sus cuerpos en el juego del amor”.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

 

 

27 Septiembre 2016

En el contexto de la salud sexual, el médico y especialista Julián Alcalá Ramírez, señala que la sexualidad está llena de mentiras y falsedades que impiden vivirla a plenitud.

El experto enlistó los principales mitos que rodean a la sexualidad, y que en muchas ocasiones causan enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

El uso de dos condones es más seguro que uno. Alcalá Ramírez aclaró que esta idea, muy difundida entre los jóvenes, es falsa, y que incluso eso práctica “aumenta la posibilidad de que se rompan”.

Estereotipos sexuales. Por ejemplo, que el pene más largo proporciona más placer, que algunas vaginas “muerden”  o que las mujeres con busto o glúteos más grandes son más atractivas. De acuerdo con el especialista, el mayor problema es que “algunas [personas] lo creen y viven en torno a esos estereotipos”.

Sexo durante la menstruación, la menopausia y el embarazo. “Se dice que a las mujeres con menopausia se les acabó la vida sexual”, o que las mujeres “con menstruación, embarazadas o amamantando no puedan tener relaciones sexuales porque causan impotencia en los hombres. Eso es mentira y daña a las relaciones de pareja”, agregó.

Eyaculación. Alcalá también señaló que lavarse después del coito o sacar el pene antes de eyacular, no son métodos eficaces para evita el embarazo, pues hay líquidos previos a la eyaculación que tienen la capacidad de fecundar.

Masturbación. Respecto a la masturbación, actividad ampliamente criticada por algunos sectores de la sociedad, el médico señala que no es un hábito negativo y no produce impotencia.

Homosexualidad. El experto también aclaró que las mujeres homosexuales no tienen tal preferencia “por falta de sexo con un buen amante macho”, y tampoco es una “enfermedad” o producto de “problemas familiares”.

VIH-Sida. El VIH es un virus que “puede contagiarse entre la población sin depender del género o de la orientación sexual”.

Alcalá Ramirez opinó que todos estos mitos son “producto de la desinformación” y que en muchas ocasiones ”favorecen las infecciones de transmisión sexual, la culpa, el displacer y los embarazos no deseados”.

Qué es la salud sexual

La Salud Sexual, de acuerdo con la Declaración de los Derechos Sexuales es “un estado de completo bienestar físico, emocional, mental y social en relación con la sexualidad, no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o malestar”.

 “La salud sexual requiere un enfoque positivo y respetuoso hacia la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y cumplidos”, añade el experto.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

26 Septiembre 2016

Bueno… El momento finalmente ha llegado. Siempre imaginé que sería de otra manera; tal vez una enfermedad mortal, un terrible accidente aéreo, o un asesinato a sangre fría. Pero, ahora que sé cómo realmente son -y siempre han sido- las cosas, me doy cuenta que gran parte de mi vida (y definitivamente toda mi juventud) ha sido lisa y llanamente, una farsa. Honestamente no sé por qué lo hicieron, no entiendo por qué hicieron la maldita pregunta…Pero ocurrió y aquí estoy yo, contándoles a ustedes la peor desgracia de la década.

Una encuesta en base a 1200 mujeres reveló, según las respuestas que ellas dieron, cuáles son las 5 posiciones sexuales que el sexo femenino más detesta. Pero el estudio no se realizó en una congregación religiosa ni en un hogar de ancianos…

Más bien, las féminas que contestaron una serie de preguntas en base a su actividad sexual, fueron nada más y nada menos que lectoras de la revista Women’s Health. En esa revistas salen muchos tipos musculosos y bueno, yo imagino que es un público al que vale la pena prestar atención.

En fin, quiero pasar esta tortura de una vez por todas. Vamos al listado…

1. Perrito.

Fue la menos deseada por las mujeres…

Una de las encuestadas señaló a Women’s Health que dolía la espalda y que la posición no era sostenible (con placer) por más de 3 minutos.

2. Misionero

Sí, esta también está entre las seleccionadas…

Sarah Griffin, una de las mujeres participantes, mencionó que es la posición que menos satisfacción les produce.

3. Vaquera

Varias encuestadas señalaron que estar ellas arriba no era del todo… agradable.

4. Vaquera invertida

El 60 por ciento de las encuestadas señaló que esta posición es SÓLO un invento para satisfacer al hombre.

5. El 69, no les apetece para nada y que no tiene otra razón de existir…

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

Últimas Noticias

Prev Next

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 l…

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 los muertos y 2.151 los detenidos

La Fiscalía de Chile anunció hoy que hay un total de 2.151 detenidos en todo...

Codelcam descarta una segunda vuelta y c…

Codelcam descarta una segunda vuelta y convoca a una concentración “en defensa del voto”

Tras sostener una reunión con el presidente y candidato a la reelección por el Movimiento...

Militantes del MAS y de CC se enfrentan …

Militantes del MAS y de CC se enfrentan en la ciudad de La Paz

Una creciente tensión se vive en la ciudad de La Paz, específicamente en puertas del...