Santa Cruz de la Sierra
10 Febrero 2017

Con un nuevo presidente en la Casa Blanca, elecciones programadas en Europa y conflictos comerciales en alza a lo largo del mundo, el 2017 se perfila como un año inestable para los mercados y las inversiones.

La agencia especializada Bloomberg consultó a expertos en algunas de las principales firmas de consultoría sobre los peligros que enfrentarán los inversores este año.

Estos son los principales cinco.

1- Caída de los bonos

Jean-Marie Mercadal, jefa de inversiones en OFI Asset Management, en París, supervisa inversiones por 72.000 millones de dólares y considera que las próximas elecciones en Holanda y Francia no traerán sorpresas que impacten en los mercados.

Para la analista, el peligro está en los bonos. "El potencial de crecimiento es muy limitado en este momento, mientras que las posibilidades de baja en el precio son grandes y podrías perder mucho dinero", consideró Mercadal, para quien éste es un momento de elegir acciones por sobre deuda.

Luego de caer a niveles históricamente bajos en julio, el rendimiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos comenzó a subir asentado en las expectativas de crecimiento e inflación por las medidas del presidente Donald Trump.

Esta alza en las tasas de interés afecta negativamente a los inversores y empresas que sostienen mayores costos de financiamiento, al tiempo que tiende a llevar a la baja el precio de los bonos al hacerlos menos competitivos que los lanzados con una mayor tasa de interés.

2- El dólar

El prospecto de un dólar más fuerte también puede traer riesgos, de acuerdo con Michael Lok de la Union Bancaire Privée suiza, quien considera que la vuelta al crecimiento de la economía de los Estados Unidos, Europa y el mundo emergente es una señal del fin de la crisis global que comenzó hace casi 10 años.

"El peligro ahora es que este crecimiento en las tasas de interés de los bonos o una suba en el dólar estadounidense sea disruptivo para los mercados", dijo el jefe de inversiones y cojefe de gestión de activos en Ginebra, que supervisa inversiones por un total 121.000 millones de dólares.

La suba repentina del dólar podría afectar negativamente a los exportadores en los Estados Unidos, impidiendo que las corporaciones vean ganancias tras un 2016 complicado.

También dañaría a las economías emergentes, ya que los inversores preferían activos estadounidenses para evitar exponerse a la devaluación de las monedas locales.

La misma situación podría darse en las commodities, cuyos precios están en dólares, y en las compañías mineras.

3- Donald Trump

Para Patrick Moonen, estratega en NN Investment Partners, firma que supervisa unos 213.000 millones de dólares en inversiones, el mayor peligro está en Washington.

"Los mercados tienen altas expectativas sobre las políticas de Trump y existe el riesgo de que haya decepción en la implementación de estas políticas, si no son tan fuertes como se espera o si se retrasan en el Congreso", consideró.

Estas expectativas son evidentes en el crecimiento de un 7% del índice S&P 500 y del 13% para el Russell 2000, en los Estados Unidos, y del 20% para el europeo Stoxx 600 de recursos básicos, desde el triunfo de Trump el 8 noviembre.

4- China

El Deutsche Bank AG, en Alemania, considera que China podría ser la mayor amenaza a la estabilidad de los mercados, ya que su potente situación macroeconómica parece en camino a diluirse en los próximos meses, según las predicciones de los principales estrategas.

El año pasado las preocupaciones por la caída en el crecimiento chino aumentaron exponencialmente, lanzando al índice MSCI, que incluye 1.652 acciones de todo el mundo, a la baja en febrero.

5- La Fed

Anthony Benichou, agente en Louis Capital Markets en Londres, el mayor riesgo en 2017 vendrá de la Reserva Federal de los Estados Unidos y su tendencia reciente a aumentar los costos de pedir dinero.

Los inversores ven un 20% de probabilidad de que la Fed vuelva a subir las tasas de interés en su reunión de marzo, con una expecativa del 65% de que eso pase en junio.

El crecimiento de la inflación podría llevar a la Reserva Federal a aumentar las tasas incluso antes y con más fuerza, lo que podría poner un control al crecimiento económico y desincentivar las inversiones en activos de mayor riesgo.

Benichou considera que se buscará protección ante la volatilidad especialmente hasta las elecciones en Holanda y Francia.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: AFP

05 Agosto 2015

Los hombres que se convierten en padres a una edad temprana pueden tener un mayor riesgo de morir a los 40 o 50 años de edad, según una investigación reciente que recoge Live Science. El documento revela que los padres jóvenes tienen peor salud que aquellos que estrenan paternidad pasados los 25 años.

En el estudio, los investigadores han descubierto que los hombres que tuvieron a su primer hijo a los 22 años tenían un 26% más de posibilidades de morir a mediana edad, en comparación con los que engendraron a su primer hijo a los 25 años o más. El análisis sugiere que los padres jóvenes tienen peor salud que los hombres que se convierten en padres a una edad más avanzada.

La investigación, publicada en el Journal of Epidemiology & Community Health, intenta establecer el vínculo entre la paternidad joven y las circunstancias sociales en las que se produce, como el entorno familiar y la genética. Según los científicos, es posible que una paternidad temprana pueda interrumpir los planes de carrera y empuje a los padres a puestos de trabajo de baja remuneración, lo que podría perjudicar su salud.

Una de las autoras del estudio, Elina Einiö, explica que criar a un hijo o una hija a edad temprana “puede ser un reto” por eso, considera, “es importante que los miembros de la familia y profesionales de la salud reconozcan que no sólo las madres jóvenes pueden necesitar apoyo, también lo padres jóvenes”.

La investigación se basa en datos de 30.500 hombres nacidos entre 1940 y 1950 en Finlandia que se convirtieron en padres en algún momento antes de llegar a los 45 años. Los investigadores hicieron un seguimiento a estos padres hasta que llegaron a los 54 años.

Según el estudio,  el 15 por ciento de los hombres tenían su primer hijo a los 22 años, mientras que el 29 por ciento tenía sus primogénitos entre las edades de 22 y 24, y 18 por ciento se convirtió en padres a edades de 25 o 26. El resto de los hombres (38 por ciento) se convirtió en papás a los 27 años o más. Durante el estudio, aproximadamente 1 de cada 20 de los padres murieron. Las principales causas de muerte fueron los ataques al corazón (21%) y las enfermedades relacionadas con la intoxicación por alcohol (16%).

Redacción: Leo.bo        

Fuente: LaVanguardia

11 Junio 2015

Ciertos medicamentos que reducen la acidez del estómago podrían estar ligados a un aumento del 16 a 21% del riesgo de una crisis cardíaca, según un estudio publicado en la revista PLOS ONE.

Conocidos como inhibidores de la bomba de protones (PPI, en inglés) como el Nexium, Prilosec o el PrevAcid, estos fámacos figuran entre los más prescritos del mundo y representan un mercado de 14.000 millones de dólares, indicaron los autores de esta investigación de la facultad de medicina de Stanford, en California.

"El vínculo que constatamos entre la utilización de esos medicamentos y el aumento del riesgo de crisis cardíaca no prueba en sí mismo una relación de causa y efecto", sostuvo Nigam Shah, profesor adjunto de informática biomédica de la Universidad de Stanford y uno de los autores de la investigación.

Pero insistió en que, visto que este análisis se realizó en base a las historias médicas electrónicas de casi tres millones de personas, y tras analizar minuciosamente miles de millones de datos médicos, este vínculo debería ser considerado como algo serio, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de estos antiácidos están disponibles sin receta médica.

En Estados Unidos, los médicos hacen más de cien millones de recetas médicas por año para estos antiácidos considerados como benignos -salvo para las personas que toman el anticoagulante Plavix-, indicaron los investigadores.

"Estos medicamentos no son quizá tampoco tan seguros como creemos", comentó Nicholas Leeper, profesor adjunto de cirugía cardiovascular de la Universidad de Stanford, principal autor del estudio.

Si se compara con otra clase de antiácidos conocidos como antihistamínicos H2, como el Pepcid, Tagamet o el Zantec, éstos no se vinculan con un aumento del riesgo cardíaco, según un análisis de los registros médicos de 2,9 millones de pacientes.

Cabe destacar que se observó una mayor frecuencia de crisis cardíaca en personas que tomaban los antiácidos IPP de menos de 45 años y con buena salud, concluyeron los investigadores.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

05 Junio 2015

El uso constante y prolongado de tacones puede causar problemas físicos en las piernas, la espalda y los pies, concluyó un estudio de la Universidad Hanseo de Corea del Sur revelado por la BBC.

El equipo de científicos, encabezado por Yong-Seok Jee, tomó como muestra a un grupo de 40 mujeres profesionales que usan tacones de al menos 10 cm tres veces a la semana o más.

Encontraron que al principio los tacones fortalecen los músculos principales del tobillo, pero usarlos por más de tres años hace que dos de esos cuatro músculos comiencen a hacerse dominantes, lo que “provoca un desequilibrio muscular que puede derivar en lesiones graves en el tobillo", según dijeron los científicos a la revista International Journal of Clinical Practice.

Además, las mujeres que usan tacones con frecuencia son más susceptibles a caídas y esguinces de tobillo. Esto puede derivar en dolencias en la espalda, deformaciones de los pies y patrones de caminar poco saludables.

Como medida preventiva, los científicos recomiendan ejercicios de fortalecimiento del tobillo como caminar sobre el talón del pie, o, estando sentada, levantar la parte delantera de los pies descalzos, manteniendo el talón en su lugar. Aunque, sin duda, la mejor medida es regular el uso de tacones altos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: BBCMundo

10 Abril 2015

Cuanto más alta es una persona, menor es su riesgo de sufrir una enfermedad coronaria, concluye una investigación que ha analizado datos de más de 190.000 personas y que se presentó en la revista The New England Journal of Medicine. Por cada reducción de 6,5 centímetros de altura, el riesgo de infarto de miocardio o de angina de pecho aumenta en un 13,5%. Así, un hombre que mida 1,70 tiene un riesgo un 31% mayor que uno de 1,85.

"Desde hace más de 60 años se sabe que hay una relación inversa entre la altura y el riesgo de enfermedad coronaria", declara en un comunicado Nilesh Samani, cardiólogo de la Universidad de Leicester (Reino Unido) y coordinador del estudio. Pero "no estaba claro si esta relación se debe a factores socioeconómicos o de nutrición durante la infancia, que por un lado pueden determinar la estatura y por otro el riesgo de enfermedad coronaria".

El nuevo estudio demuestra que hay una relación biológica más profunda entre la altura y las enfermedades coronarias. Los investigadores se han basado en los resultados del proyecto Giant, que demostró que la estatura de una persona no viene determinada por unos pocos genes y que identificó 180 variantes genéticas distintas que influyen en la estatura de una persona.

Se han analizado estas 180 variantes en una muestra de más de 128.000 personas con enfermedad coronaria y de más de 65.000 personas con el corazón sano. Los resultados muestran que, cuantas más variantes genéticas relacionadas con una estatura alta tiene una persona, menos probable es que sufra una enfermedad coronaria.

Llegados a este punto, los investigadores se han preguntado de qué modo una altura baja puede influir en el riesgo de infarto. Pero no han encontrado que la estatura tenga ninguna relación con la hipertensión, la obesidad o la diabetes -tres de los principales factores de riesgo coronarios-.

Sí la han encontrado con el colesterol LDL (o colesterol malo) y los triglicéridos. Aun así, sólo un 19% de toda la relación entre la estatura y la enfermedad coronaria está relacionada con el colesterol o los triglicéridos. El 81 % restante tiene que deberse a otras causas. Los investigadores admiten que no han identificado estas otras causas pero apuntan como hipótesis principal a moléculas que regulan el desarrollo del cuerpo humano y que influyen tanto en el crecimiento como en la formación del sistema cardiovascular. Entre ellas, proponen candidatas bien conocidas por los biólogos del desarrollo como TGF-beta, IGF-1 o BMP.

Otros factores que podrían influir, aunque los investigadores argumentan que deben tener una importancia menor, son que las personas bajas tengan las arterias coronarias más estrechas; y que los hábitos poco saludables sean más perjudiciales en personas de cuerpo más pequeño, ya que una misma dosis de tabaco o de alcohol, por ejemplo, se distribuye en un volumen menor y alcanza una concentración más alta.

Redacción Leo.bo

Fuente: Clarin.com

18 Noviembre 2014

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó hoy que el presidente, Evo Morales, promulgó la Ley de Gestión de Riesgos, que entre otros aspectos, crea un Fondo para la Reducción de Riesgos y Desastres (Forade) de 80 millones de bolivianos.

"El mandato de la Ley de Gestión de Riesgos de Desastres que promulgó el presidente, Evo Morales, es la protección de la vida y la promoción de la cultura de la prevención y crea el Forade como un fideicomiso con disponibilidad inmediata de recursos en casos de emergencia", dijo.

Cabrera recordó que hasta la fecha el Gobierno desembolsaba recursos económicos a Defensa Civil, después de la aprobación de un decreto de declaratoria de emergencia, situación que con la nueva norma cambiará, ya que el Forade recibirá 0,15 por ciento de los recursos a través de la Ley Financial.

"El 0,15 por ciento significa al menos 80 millones de bolivianos, es un presupuesto que permitirá acceder a otros recursos, canalizar o recibir donaciones monetarias de los organismos internacionales destinados no solo a la emergencia, sino a la reducción de los riesgos que significa prevención, rehabilitación, reconstrucción y otras medidas", fundamentó.

Agregó que la ley, recientemente promulgada, promueve la descentralización de la gestión de riesgos, lo que significa que los municipios y gobernaciones asumirán mayor responsabilidad en cuanto a esa tarea.

Según la autoridad, a través de la norma se dará mayor énfasis en la prevención de desastres y el reconocimiento de mecanismos de información para la alerta temprana, como los derechos y conocimientos ancestrales de pueblos indígenas en situación de emergencia.

Además, dijo que la ley reconoce la declaratoria de desastres y emergencias de las Entidades Territoriales Autónomas (ETAS) y establece la modalidad de la contratación directa por desastres a nivel municipal y departamental.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

05 Noviembre 2014

Los cigarrillos de mentol pueden tener mejor sabor que el tabaco común, pero no son más seguros y un estudio sugiere que hasta podrían provocar complicaciones pulmonares más graves.

Los autores observaron que los fumadores de cigarrillos de mentol registraban más consultas de emergencia e internaciones por crisis respiratorias graves que los consumidores de productos de tabaco común.

"Nos sorprendió que los usuarios de los cigarrillos de mentol dijeran que tenían exacerbaciones más graves y que tuvieran más posibilidad de padecerlas que los otros fumadores", dijo por e-mail la doctora Marilyn Foreman, de la Escuela de Medicina Morehouse, Atlanta, Georgia, coautora del estudio.

Con su equipo comparó a 3758 fumadores de cigarrillos de mentol y a 1941 fumadores de tabaco común de entre 45 y 80 años, consumían por lo menos 10 paquetes de cigarrillo por año. Los primeros eran algo más jóvenes, generalmente mujeres y afroamericanos, que en el segundo grupo.

Además, los usuarios de los cigarrillos de mentol registraban menos enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y eran menos propensos a tener tos o esputo crónicos y a utilizar medicamentos para poder respirar que los usuarios del tabaco común.

Pero la frecuencia de las crisis de EPOC en los 18 meses que duró el estudio fue similar entre los grupos, según publica el equipo en Respirology. Pero las exacerbaciones graves eran más comunes en los usuarios de los cigarrillos de mentol (0,22 versus 0,18 por año).

Ese grupo también tuvo un menor rendimiento en la prueba de los seis minutos y más disnea que el otro grupo.

Pero los análisis de variables múltiples no revelaron otras diferencias entre los dos grupos de fumadores en cuanto a la función pulmonar, la capacidad para hacer ejercicio o los trastornos respiratorios. Aun así, el consumo de los cigarrillos de mentol aumentó un 29 por ciento el riesgo de padecer exacerbaciones pulmonares graves.

Para Foreman, el mentol tendría un efecto anestésico en las vías aéreas y, por lo tanto, retrasaría la detección de un avance de la enfermedad pulmonar. Pero con el equipo admite que el estudio no prueba que el mentol agrave los trastornos pulmonares.

"En general, en el estudio, los usuarios de los cigarrillos de mentol eran distintos, más jóvenes, principalmente mujeres y afroamericanos", dijo por teléfono el doctor Sean Forsythe, director de Medicina Pulmonar y Crítica del Hospital de Loyola University, Maywood, Illinois. "De modo que las diferencias surgieron de los participantes, no del mentol".

Señaló que sólo un estudio más prolongado podría asegurar que las exacerbaciones son más graves en los fumadores de los cigarrillos de mentol.

Forsythe y Foreman coincidieron en que los resultados son un mensaje importante para los fumadores. "Si uno piensa que fumar cigarrillos de mentol es más seguro, está equivocado", dijo Forsythe. "Es como si un grupo se estuviera envenenando lentamente con arsénico y se estudiara si el arsénico con sabor a fresa fuera seguro. Sigue siendo arsénico".

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

30 Octubre 2014

La igualdad de género no ha traído sólo beneficios para las mujeres. Enfermedades que en un pasado cercano se asociaban en gran medida a los hombres, en los últimos años aumentaron notablemente su prevalencia en la población femenina. Los ataques cerebrovasculares (ACV), tercera causa de muerte en el mundo y primera de discapacidad, son un ejemplo. Por eso, este año la campaña por el día mundial de la enfermedad pone el foco en ellas.

“Soy mujer, el ACV me afecta”, es el lema elegido. Es que entre las mujeres muchos de los factores de riesgo se dan con mayor frecuencia (diabetes, migrañas con aura, fibrilación auricular, depresión e hipertensión), además de otros específicos como el uso de anticonceptivos orales que -en mujeres con factores predisponentes- pueden desencadenar un stroke, la preeclampsia (hipertensión durante el embarazo), los tratamientos post-menopáusicos y los cambios hormonales.

Además, tras un episodio tienen una tasa más alta de mortalidad y tienden a sufrir peores efectos que los hombres. “Ellos empezaron a cuidarse, mientras que nosotras fumamos, nos estresamos, trabajamos día y noche. Antes era excepcional el ACV en la mujer, ahora los hemos superado”, afirma en diálogo con Clarín Rosana Ceratto, neurorradióloga intervencionista de ENERI-Sagrada Familia.

Según cifras de la World Stroke Organization, entidad que lanza la campaña a nivel mundial, una de cada cinco mujeres corre el riesgo de sufrir un ACV, frente a uno de cada seis hombres. Y el índice más alto de ataques se da entre la población femenina de más de 85 años.

La vida después de un ataque también es más complicada para ellas, ya que suelen sufrir un mayor deterioro de la función cognitiva, tienen más chances de quedar internadas y suelen deprimirse más.

Entre los factores de riesgo que afectan a los dos sexos por igual y que pueden provocar un ACV se inscriben el consumo excesivo de alcohol, el tabaco, la droga, la mala alimentación, el estrés y el sedentarismo. “Todo incide en que cada vez más gente y a edades más tempranas sufran ataques”, comentó Ceratto.

En contraposición, un puñado de conductas saludables son las que ayudan a prevenirlos: controlar la presión en forma periódica, llevar una dieta baja en sal, rica en potasio, verduras y frutas. Hacer ejercicio aeróbico, evitar el estrés, buscar tratamiento si se está deprimido. Y tomar la medicación adecuada en caso de sufrir hipertensión o fibrilación auricular.

Ceratto insiste en la necesidad de que los ataques cerebrales dejen de ser desconocidos. “Todo el mundo está informado sobre que un dolor de pecho puede ser un infarto de miocardio y va a atenderse rápido. Con el ACV no pasa lo mismo, se lo tiene muy poco presente”.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

Últimas Noticias

Prev Next

Añez asegura que convocará a elecciones …

Añez asegura que convocará a elecciones con o sin ayuda de la bancada del MAS

La presidenta del Estado, Jeanine Añez, aseguró hoy que convocará a las elecciones con o...

Empresarios privados reconocen a Áñez y …

Empresarios privados reconocen a Áñez y llaman a recuperar actividad productiva

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó la tarde de este jueves su...

El Gobierno y el MAS iniciaron el diálog…

El Gobierno y el MAS iniciaron el diálogo y no se descarta el retorno de Evo al país

El nuevo ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, reveló hoy que ya hubo un primer...