Santa Cruz de la Sierra
01 Septiembre 2017

La Fiscalía de La Paz declaró en rebeldía a los exfuncionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), José Marcos Rejas, Fabián Avilés Torres, además del representante de la empresa italiana Drillmec, Pedro Pablo Hinojosa, investigados por el caso taladros.

“Vamos a citar a declarar a José Marcos Rejas que era director de perforaciones, el señor  Fabián Avilés Torres que era de la Gerencia Corporativa Legal y el señor Pedro Pablo Hinojosa que era un presunto representante de Drillmec aquí en Bolivia”, declaró a la prensa el fiscal del caso Ruddy Terrazas.

El Poder Ejecutivo  denunció en abril pasado ante la Fiscalía General del Estado a 16 personas por irregularidades en la contratación de la firma italiana Drillmec para la provisión de tres taladros a YPFB por 148 millones de dólares.

Terrazas explicó que  el 12 de agosto de 2016, YPFB publicó una convocatoria para el proceso de adquisición de tres equipos de perforación bajo la modalidad de ofertas, sin embargo el 1 de septiembre de 2016 se conviene efectuar enmiendas a las especificaciones técnicas requeridas en el Documento Base de Contratación (DBC), las cuales fueron aprobadas por Pérez y refrendadas por Bismarck Serrano.

El representante del Ministerio Público, explicó que al  no poder ser ubicados estas tres personas fueron declaradas rebeldes.  Además reveló que Diego Bergonzi es otro implicado que no pudo ser habido por esta razón será citado por edicto y en caso de no comparecer ser declarado igualmente rebelde.

Por el caso Drillmec fue enviado a detención domiciliaria el expresidente de YPFB, Guillermo Achá, acusado de incumplimiento de deberes y otros, al haber permitido la modificación de las condiciones de licitación y firma de un contrato que pretendía comprar tres taladros por un valor de 186 millones de dólares.

Achá cayó después de un largo silencio del gobierno, mientras la Fiscalía recogía indicios y declaraciones de funcionarios subalternos que dieron pistas en sentido que el expresidente de YPFB conocía y estaba enterado de los cambios al documento base de contratación.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Erbol

21 Abril 2017

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) negó que su presidente ejecutivo Guillermo Achá haya ordenado a la empresa italiana Drillmec proceder con la fabricación de tres taladros, en el marco de un contrato que ahora está denunciado por presunta corrupción.  

La aclaración de YPFB surgió luego de que la empresa italiana publicó una nota de prensa en la cual aseveró que el contrato es correcto y que incluso el presidente de YPFB dio la orden de preceder con la fabricación de los tres equipos.   

La empresa estatal contrató a Drillmec para la provisión de estos tres taladros por 148 millones de dólares, sin embargo, la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos halló irregularidades en el proceso de licitación y el Ministerio de Justicia presentó denuncia por presunta corrupción contra 15 funcionarios de YPFB sobre los cuales encontró indicios serios de responsabilidad.       

El ministro de Justicia, Héctor Arce, explicó que Achá no fue incluido entre los denunciados porque no firmó el contrato, pero luego de la publicación de la nota de prensa de Drillmec, el senador opositor Oscar Órtiz pidió que también el presidente de YPFB sea investigado.       

Ante esta situación, la estatal petrolero aseveró que la Presidencia Ejecutiva “en ningún momento fue representante de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos en el referido contrato, menos aún emitió alguna orden de proceder para el inicio de la fabricación de los equipos de perforación”.

 Asimismo, señaló que el contrato con Drillmec fue suscrito por la Vicepresidencia de Administración de Contratos y Fiscalización y la Orden de Proceder fue emitida por la Gerencia de Perforación.

“La empresa Drillmec falta a la verdad respecto a hechos que son de su conocimiento, por lo que YPFB se reserva el derecho de iniciar las acciones legales que correspondan”, advirtió.    

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Erbol

20 Abril 2017

La empresa italiana Drillmec SpA reveló a través de un comunicado, que en el marco de la correcta firma del contrato, el presidente de YPFB Guillermo Achá, dio la orden de proceder para la fabricación de tres taladros solicitados por la empresa estatal, por lo que exhortó al Gobierno a cumplir fielmente del contrato para la compra-venta de esos equipos.

En  un comunicado difundido este jueves en un medio impreso, Drillmec rechazó cualquier insinuación o juicio anticipado de corrupción en contra de la empresa o sus ejecutivos, por presuntos actos ilegales en el proceso que condujo a la adjudicación del contrato.

El ministerio de Justicia, a tiempo de presentar denuncia contra 15 funcionarios de YPFB, recomendó al presidente Achá cancelar el contrato tachado de irregularidades en el proceso de licitación y adjudicación por un valor de 184 millones de dólares, aunque aclaró que no hubo daño económico al Estado.

La compañía italiana señala que en las últimas horas se vio ingratamente sorprendida por la decisión del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, de iniciar acciones legales en contra Drillmec por presuntos hechos irregulares en el proceso de adquisición.

Afirma que una muestra de la transparencia constituye “la correcta firma del contrato con YPFB y la posterior orden de proceder, decisión expedida por la Presidencia Ejecutiva y que dio el inicio a la fabricación de los tres equipos requeridos en el marco de un proceso ampliamente verificado y fiscalizado por varias instancias administrativas y legales de la propia empresa estatal petrolera boliviana”.

Por ese motivo, exhorta al gobierno a cumplir lo firmado y la orden de proceder que refrendó YPFB porque “como lo recalcó en más de una oportunidad el propio Presidente Ejecutivo de la compañía, Guillermo Achá, todo el proceso de adjudicación del contrato (…) fue completamente transparente”.

Recuerda que Drillmec llegó a Bolivia con buena fe, trayendo tecnología para beneficio del sector petrolero del país, por lo que espera que se obre de la misma manera al amparo de la ley y sin afectar la seguridad jurídica.

Al mismo tiempo expresa su disposición de colaborar, coadyuvar y profundizar con todas las investigaciones destinadas a esclarecer y verificar la legalidad, transparencia y correcta adjudicación del contrato.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Erbol

03 Abril 2017

Luego de las denuncias de irregularidades en la adquisición de tres taladros por 148 millones de dólares, el presidente de YPFB, Guillermo Achá, aseguró que todas las contrataciones de la entidad estatal se hacen con transparencia y que no hay motivo para que deje el cargo. 

“No veo ningún motivo para que yo deje el cargo o me haga un lado durante esta investigación”, manifestó Achá en conferencia de prensa.

La unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos detectó varias irregularidades en la adjudicación de los tres taladros a la empresa italiana Drillmec, como la falta de documentos de la compañía y la actuación “poco transparente” de terceras personas, por lo cual señaló que la contratación fue incorrecta.

El presidente de YPFB indicó que los documentos para la adjudicación fueron avalados por la Embajada de Italia y recalcó que no se incumplió ninguna normativa en este proceso de adquisición. 

La semana pasada, el jefe de Transparencia de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, dijo que el directorio de YPFB decidió enviar el informe sobre irregularidades a la Fiscalía, pero la empresa estatal mandó documentación incompleta.

Al respecto, Achá negó que hayan existido omisiones de parte de YPFB y aseguró que se mandó toda la documentación al Ministerio Público. Indicó que YPFB colaborará con las investigaciones. 

El presidente de YPFB aseveró que no hay ningún daño económico al Estado, puesto que no se erogará ninguna suma de dinero por los taladros mientras no se solucione este caso.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol 

22 Marzo 2017

El directorio de la estatal YPFB decidió remitir los documentos de una compra millonaria de tres taladros a la Fiscalía, con el objetivo de que se investiguen “posibles hechos ilícitos”, informó el director de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo.

Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos presentó la semana pasada su informe en el cual advirtió varias irregularidades en el proceso que hizo YPFB para la compra de tres taladros de la empresa italiana Drillmec. Entonces, Novillo indicó que la adquisición se habría hecho de manera incorrecta y que había posiblemente incumpliendo de deberes en este caso.      

Según el jefe de esta unidad, el pasado viernes el Directorio de YPFB se reunió para conocer su informe y decidió remitir los antecedentes y documentos del caso a la Contraloría y al Ministerio Público, en el plazo de 48 horas.

Novillo informó este miércoles que ha enviado una nota al presidente de YPFB, Guillermo Achá, para que le informe si ha cumplido con enviar el informe sobre presuntas irregularidades a la Fiscalía y la Contraloría.  

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol 

 

20 Marzo 2017

La empresa Drillmec, con capitales privados y estatales acudió al Gobierno de Italia para quejarse de Bolivia por el trato que considera injusto y descomedido, como consecuencia del contrato firmado con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para la provisión de tres taladros por 148,8 millones de dólares.

En la carta enviada al canciller boliviano, Fernando Huanacuni, la italiana señala que “el Grupo Trevi (Drillmec SPA), en la que el Estado italiano tiene una participación a través del Fondo Strategico Italiano (FSI), ha puesto a consideración del Gobierno italiano la injusticia y trato descomedido que está sufriendo una empresa italiana signataria de un contrato con el Estado boliviano (YPFB) para la provisión de tres taladros de perforación”.

El Grupo Trevi señala que tiene conocimiento que la empresa italiana (Drillmec) cumplió a cabalidad con toda la normativa de la licitación por lo que fue beneficiada con la adjudicación y firma de contrato para la provisión de los mencionados equipos.

“Lo que más llama la atención es que después de haberse firmado el contrato entre partes, presentado las millonarias garantías exigidas y emitida la orden de proceder por parte de YPFB, esta empresa proceda a suspender el contrato por el inicio de una auditoría de parte de la Unidad de Transparencia del sector hidrocarburos”, señala la misiva.

Drillmec erogó 80 millones de dólares por concepto de las boletas de garantía a favor del Estado boliviano. Sin embargo, como consecuencia del análisis de Transparencia que concluyó que la adjudicación fue “incorrecta”, la documentación del proceso de contratación fue derivada a la Contraloría General del Estado (CGE) para que determine posibles responsabilidades civiles, penales y/o administrativas.

La suspensión del contrato, después de haberse dado inicio oficial a la ejecución del contrato, según la italiana “está generando daños económicos muy grandes a la empresa Drillmec, a sus proveedores e inversionistas –entre los que se encuentra el FSI del Estado italiano”.

“Es por esta razón que mi despacho ve por conveniente recurrir a su autoridad para exponer esta situación en miras de buscar una solución sana y justa para ambas partes que evite recurrir a otra instancia”, advierte la firma al Canciller.

En la carta oficial, se señala que la seriedad y trayectoria de Drillmec como del Grupo Trevi está refrendada por sus casi 100 años de existencia en la provisión de máquinas perforadoras de agua, minería y petróleo.

Observaciones al contrato

El jefe de la Unidad de Transparencia, Edmundo Novillo afirmó que luego del análisis jurídico y técnico de las denuncias recibidas el 28 de octubre del año pasado sobre presuntas irregularidades en el proceso de adjudicación de tres perforadoras, se concluyó que la empresa incumplió con varios de los requisitos establecidos en la convocatoria pública, pero de igual manera YPFB eligió a la italiana como proveedora.

Novillo señaló que la empresa adjudicada no presentó el documento de constitución, ni el registro tributario, y que entregó solo una simple fotocopia del poder para la presentación de propuestas como para la suscripción del contrato. “Le falta validez conforme a las leyes bolivianas e italianas”, acotó.

En manos de la Contraloría

El Directorio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) determinó la tarde del viernes derivar el informe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, sobre el proceso de contratación para la compra de tres talados a la empresa italiana Drillmec, a la Contraloría General del Estado (CGE) para que determine si hubo responsabilidad civil, penal, administrativa, y/o ejecutiva.

Durante una conferencia de prensa sin preguntas de los periodistas, en representación del directorio, el abogado Carlos Quispe tomó la palabra. Dijo que esta instancia se reunió toda la jornada para analizar la documentación que les remitió el jefe de la Unidad de Transparencia, Edmundo Novillo, en el cual realiza observaciones de supuestas irregularidades y presunto sobreprecio en la adjudicación de los taladros por 148,8 millones de dólares.

“Hemos asumido la siguiente determinación; le estamos instruyendo al Presidente (de YPFB) remitir el informe de la Unidad de Transparencia y la remisión de todos los antecedentes del proceso de contratación a la Contraloría General del Estado a fin de que esta entidad determine la existencia o no de responsabilidades en el marco de la ley 1178 de Administración y Control Gubernamentales”, aseveró.

El senador de oposición, Óscar Ortiz denunció sun supuesto sobreprecio en la compra de los tres taladros, ya que de siete propuestas presentadas a la convocatoria internacional que lanzó YPFB, ganó la italiana Drillmec entre las calificadas, cuando su oferta económica superaba en casi 30 millones de dólares al promedio de las otras empresas en carrera.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

17 Marzo 2017

El presidente de YPFB, Guillermo Achá, informó que se ha procedido a hacer una auditoría interna al proceso de adquisición de tres taladros a la empresa italiana Drillmec, en el cual la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos  detectó varias irregularidades.

La compra es de 148 millones de dólares, según el senador Óscar Ortiz, quien  denunció anomalías en esta adquisición puesto que otras tres empresas tenían ofertas de menor costo.

La Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos investigó y concluyó que esa adjudicación se habría realizado de manera “incorrecta”, y que además habría indicios de incumpliendo de deberes de los funcionarios encargados.

Achá aseguró que la adquisición fue transparente y que entregará los descargos administrativos a las autoridades correspondientes. “Podemos garantizar que el proseo de licitación se ha hecho con absolutamente todas las medidas de transparencia”, dijo.

Respecto al supuesto sobreprecio que denunció Ortiz, el presidente de YPFB manifestó que no se puede comparar ofertas de empresas que no cumplían las especificaciones técnicas, con una que sí lo hacía.

El directorio de YPFB se reunió este viernes a puertas cerradas en Santa Cruz para tratar el informe de la Unidad de Transparencia. Achá se excusó, como lo sugirió la entidad fiscalizadora.

El presidente de Yacimientos anunció que el Directorio tomará las decisiones que ameriten el caso, respecto a la contratación de Drillmec.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

15 Marzo 2016

Mauricio Abboud, director de la empresa Bureau Veritas, que fiscalizó el contrato firmado entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la compañía china CAMC, certificó el martes ante la comisión legislativa que investiga ese caso, que los taladros que compró la petrolera boliviana llegaron en buen estado a Bolivia, salvo algunos defectos a raíz del traslado de los equipos.

"Básicamente fueron defectos del traslado de los equipos desde China hasta los almacenes de Yacimientos en Santa Cruz, esas fueron nuestras observaciones, que fueron daños relativamente menores, durante el manipuleo de las cargas, eso fue subsanado", dijo.

Abboud explicó que Veritas hizo el seguimiento del contrato, pero aclaró que su trabajo específico es verificar y fiscalizar que los equipos lleguen a Bolivia y se cumplió con todo lo especificado en el contrato de compra-venta.

"Nosotros participamos en todo el proceso, pero no completo, cada etapa que iba avanzando nosotros íbamos verificando, iniciamos en el año 2013 y concluimos en el 2015, fines de 2015 prácticamente, nosotros no tenemos relaciones con las fábricas, nuestros verificadores van al lugar y verifican", precisó.

A principios de febrero, el periodista y exagente de inteligencia, Carlos Valverde, denunció un supuesto tráfico de influencias de la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, que fue nombrada gerente comercial de la empresa CAMC, compañía que firmó contratos millonarios con el Estado.

A contramano, el Jefe de Estado negó la acusación y pidió una investigación de la Contraloría General del Estado y de una comisión mixta y multipartidaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

 

Últimas Noticias

Prev Next

Ministro Guillén: Desfalco al Banco Unió…

Ministro Guillén: Desfalco al Banco Unión ‘no es insignificante para nadie’

El ministro de Economía, Mario Guillén, aseveró este lunes que el desfalco de más de...

'La Chilindrina' es parte de los experim…

'La Chilindrina' es parte de los experimentos de 'Stranger Things'

La Chilindrina, el emblemático personaje de la vecindad de 'El Chavo del 8' reapareció en...

El huracán Ophelia ya deja 3 muertos y 1…

El huracán Ophelia ya deja 3 muertos y 120 mil personas sin electricidad en Irlanda

Con vientos de hasta 130 kilómetros por hora, es el huracán de categoría 3 que...