Santa Cruz de la Sierra
22 Agosto 2016

El especialista en Biotecnología y Bioseguridad, Pedro Rocha, sostuvo que Bolivia es un importante productor de transgénicos por lo que ocupa el lugar 11 en el mundo en área cultivada.

“Ustedes son líderes, son uno de los 28 países, de hecho el país número 11 en el mundo en área sembrada con cultivos genéticamente modificados y eso les da un sitial importante”, manifestó el experto en un encuentro con productores en Santa Cruz.

En Bolivia el principal cultivo transgénico es el de la soya, con más de un millón 200 mil hectáreas de tierra, lo que equivale a una producción anual de más de dos millones y medio de toneladas. La soya es el único grano con autorización para producir con esta tecnología.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF 

 

06 Junio 2016

La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, informó que se aprobó la reglamentación del Decreto Supremo que se aprobó en julio del año pasado para el etiquetado de los alimentos y productos genéticamente modificados.

El etiquetado de estos productos permitirá al consumidor distinguir los alimentos naturales de aquellos transgénicos buscando en el empaque un triángulo amarillo con las letras OGM que le advierte al comprador que ese producto está genéticamente modificado.

Los alimentos procesados serán etiquetados desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre de esta gestión y desde el próximo año se etiquetarán los productos primarios.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

23 Abril 2015

Expertos en temas de tierra y cultivos –como el exviceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, el exdirector el INRA, Juan Carlos Rojas, y el técnico de la Fundación Tierra, Estaban Sanjinés–  coincidieron en afirmar que los transgénicos ya se usan en el país y no solo en la producción de soya como está establecido, sino en otros productos como el maíz y el algodón.

La Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia” que se desarrollo en Santa Cruz no llegó a consensos sobre la producción con el uso de transgénicos, por lo que el tema quedó abierto a un mayor debate.

Al respecto, Almaraz aseguró que el hecho de que no salga ninguna determinación sobre el tema se puede entender como “aval a la realidad colmada de transgénicos en el agro boliviano”.

“Me parece deplorable la irresponsabilidad general de todos, por qué no se le dice a la gente que toda la soya boliviana se produce con transgénicos (…), en tanto no hay ninguna iniciativa para cambiar lo que ya viene ocurriendo, se va ampliar la producción de transgénicos que además tiene ya un respaldo legal en la ley de la revolución productiva comunitaria”, sostuvo.

En criterio de la exautoridad, la Ley de la Revolución Productiva Comunitaria sólo prohíbe el uso de transgénicos para aquellas “especies originarias de Bolivia” lo que significa que tácitamente está autorizado en otras especies que no son originarias. “El trigo, el maíz, se vienen produciendo con transgénicos pero el caso más importante es el de la soya que es principal cultivo y producto de exportación”, indicó.

En la misma línea, Rojas aseguró que se tiene información, aunque no oficial, que en el país “ya se estuviera produciendo algo de maíz (con transgénicos), abrían otros ensayos con el algodón pero no se tiene una certeza, por ese motivo es que el Gobierno debería encargarse de verificar, si existe o no y cuáles son los efectos”, apuntó.

Para Estaban Sanjinés, de la Fundación Tierra, de manera ilegal e irregular “se ha estado introduciendo transgénicos para el cultivo de algodón, en algunos casos para el cultivo de maíz pero son ilegales, (…) hay empresas transnacionales que actúan en el agro boliviano y lo hacen de manera irregular”.

Gobierno deja en manos de los productores

Tras la cumbre, el Gobierno prefiere mantenerse al margen de la decisión sobre el tema. La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, dijo que no marcarán la cancha porque lo que se busca es que los empresarios y sectores involucrados en el tema se pongan de acuerdo. “Eso les dijimos a ellos y que sigan discutiendo”, remarcó.

La autoridad informó que el debate de la comisión que analizó el tema se desarrollará en torno a tres propuestas, es decir, la de los empresarios que buscan el uso de los transgénicos en los cultivos no solo de soya como lo permite la norma sino en el maíz y el algodón.

La otra posición es la de los pequeños productores agropecuarios del oriente que plantean que se permita su uso pero delimitando áreas; y la última propuesta es la de los productores del altiplano que descartan cualquier posibilidad de uso de los transgénicos.

 Redacción: Leo.bo     

Fuente: Erbol

22 Abril 2015

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, dijo el miércoles, en la reinstalación de las mesas de trabajo de la Cumbre Agropecuaria, que para que Bolivia sea competitiva en materia agrícola debe implementar el uso de la biotecnología a través de "transgénicos" y desvirtuó las críticas en el sentido que esos procedimientos tengan efectos negativos.

"Son personas que no tienen propuestas, hay productores que ya trabajan con tecnología modificada y ellos quieren la bioteconología  y ello demuestra que es necesaria", agregó.

Roda dijo que se está proponiendo aplicar un método mixto según la región por la forma en que se usa la tierra, es decir que la biotecnología sea aplicada en zonas de producción expansiva como en Santa Cruz, donde la aplicación y el uso de la tierra es diferente a la de otras regiones como el altiplano boliviano donde no habría la necesidad de aplicarlo.

"Estamos solicitando que se haga lo que se hizo en Brasil que en tres estados no cuentan con el uso de biotecnología pero en el saldo sí, y creo que eso debería ser una de las soluciones para el uso de la biotecnología porque Santa Cruz  para ser competitivo en relación a  todos los países vecinos requiere de esa herramienta indispensable para generar más alimentos, más granos en menos espacios de terrenos y con menos aplicación de químicos", recalcó.

Puso como ejemplo a Francia como el país que más se oponía en Europa; sin embargo, ahora el 95% de los productos que consume es modificado genéticamente.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

05 Marzo 2015

Un millar de mujeres del Movimiento brasileño de los Sin Tierra (MST) ocupó este jueves un centro de investigación científica de una papelera en protesta por la posible introducción de eucaliptos transgénicos en Brasil.

Según informó el MST en un comunicado, sus militantes invadieron las instalaciones de FuturaGene Brasil Tecnologia, una empresa propiedad de Suzano Papel y Celulosa donde se hacen investigaciones con transgénicos para mejorar la productividad de la papelera.

De acuerdo con el MST, la acción realizada en Itapetininga, localidad del estado de Sao Paulo, se engloba en la Jornada Nacional de Lucha de las Mujeres Campesinas y busca alertar sobre los peligros que, a su juicio, supone autorizar la plantación de eucaliptos transgénicos en Brasil.

Precisamente la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), vinculada al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, pretende aprobar hoy en una reunión la introducción del eucalipto transgénico en Brasil.

FuturaGene considera que los eucaliptos transgénicos pueden ser un 20 % más productivos que los comunes, lo que pondría al país en la vanguardia de la producción mundial de pasta de papel.

El MST, por su parte, denuncia en su comunicado que son numerosos los perjuicios económicos, sanitarios y medioambientales que introducir eucaliptos transgénicos en el país puede producir.

De acuerdo con la organización de campesinos, para prevenir plagas, la plantación del eucalipto transgénico requiere del uso de productos agrotóxicos como la sulfluramida, un elemento cancerígeno y prohibido por el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, suscrito por 153 países, entre los cuales está Brasil.

El MST alega que su cultivo también perjudicaría a los productores de materias primas orgánicas, como la miel, ya que su producción podría verse contaminada durante el proceso de polinización de las abejas por las sustancias presentes en los árboles transgénicos.

Dice igualmente que el ciclo de crecimiento de estos eucaliptos se reduce de 7 años a 5 años y medio, para lo cual se requiere un aumento del uso de recursos hídricos, lo que, en opinión del MST, supone un serio problema en un país que actualmente atraviesa una de las mayores sequías de su historia.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

18 Febrero 2015

El presidente de la Asociación de Oleaginosas de Santa Cruz (ANAPO), Demetrio Pérez, lamentó que haya más información política que técnica y científica sobre el uso de los alimentos y cultivos transgénicos.

"Hay que profundizar sobre el tema", recomendó Pérez, para quien el Gobierno debe informar bien a los productores migrantes en Santa Cruz. "Hay sectores que ya lo aceptan como una alternativa para mejorar la producción", explicó.

El dirigente dijo que la anunciada Cumbre Nacional "Sembrando Bolivia" debiera tomar en cuenta una reglamentación regionalizada de la Ley, porque en el caso de Santa Cruz, hay una producción muy distinta a la de otras zonas del país.

"En Santa Cruz tenemos una dinámica distinta y el uso de los transgénicos debiera permitirse tomando en cuenta que se quiere luchar contra la pobreza y en favor de la soberanía alimentaria. Se pueden prohibir en el occidente, pero cada departamento tiene su propia dinámica, clima y otros aspectos agronómicos", aclaró.

Para ANAPO, no se ha debatido profundamente sobre los transgénicos. Pérez piensa que hay "miedo y satanización". "No se conoce lo positivo, sino lo negativo. Los que están en contra están también manipulados por intereses creados, por ello debe primar lo técnico y científico", recomendó.

"Muchos de los que hablan mal de los transgénicos, los consumen y no les salió cola, ni astas", anotó Pérez, quien le hizo la misma broma al presidente Evo Morales. "No vemos que le salió cuernos", reiteró.

Demetrio Pérez hizo notar que las regulaciones arancelarias finalizan en 2018 y pidió estar preparados para competir con el avanzado productor de Brasil y Argentina.

"Se va a acabar la minería y petróleo y habrá más demanda de alimentos en una Bolivia que aumenta considerablemente su población. No podemos ser un país que perdió la oportunidad de aplicar la ciencia y los adelantos", finalizó.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

28 Enero 2015

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, planteó el uso de semillas genéticamente modificadas para la producción de soya, maíz y algodón. La propuesta será llevada a la Cumbre Agropecuaria organizada por el gobierno, que se realizará el 10 de febrero en la ciudad de Santa Cruz.

“Estamos proponiendo el cultivo de algodón, maíz y soya para la producción con biotecnología o transgénica”, manifestó Roda a Erbol.

El empresario dijo que si bien casi 100% de la producción de soya en el oriente del país es transgénica, “se necesita utilizarlo para nuevos eventos”.

En el tema del maíz, Roda indicó que la producción promedio por hectárea está entre 2,8 a 3,5 toneladas, mientras que en Argentina la producción por hectárea llega a las 10 toneladas y en Estados Unidos hasta las 17 toneladas.

Sobre la producción de algodón, el representante lamentó que en el país se compre algodón transgénico de Perú y Paraguay para abastecer a las plantas productoras de hilo --Enatex compra el 75% de algodón transgénico- y se prohíba el cultivo en el país.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, expresó su rechazo al uso de la biotecnología. Dijo el consumo de alimentos transgénicos tiene efectos nocivos en la salud de la población y que está enmarcado sólo en la política de mayor lucro.

“Nosotros rechazamos rotundamente el transgénico y también la biotecnología, porque no sabemos los transgénicos cómo están afectando a la salud humana, entonces hacen esto con tal de sacar ganancias, favorecerse del lucro. Volver el alimento un negocio ya es un crimen para la humanidad”, manifestó.

Agregó que la alternativa para generar los alimentos necesarios es la producción familiar, comunitaria y ecológica. “Es lo que nosotros tenemos que mantener, como nuestros ancestros nos han dejado en materia de producción alimentaria”, apuntó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

23 Diciembre 2014

Argentina podrá exportar una nueva variedad de su maíz a China, luego de que autoridades del país asiático aprobaron la importación de una semilla de Syngenta que es cultivada en la nación sudamericana, dijo el martes el Ministerio de Agricultura argentino.

El Gobierno del país austral, que es el cuarto mayor exportador de maíz del mundo, negoció durante años para que China -un enorme comprador internacional de granos y derivados- autorizara la importación de las variedades de su cereal.

Una fuente del Ministerio de Agricultura dijo que en el 2012 Argentina ya había exportado un cargamento de otra variedad de su maíz transgénico a China.

Las autoridades chinas ahora aprobaron la comercialización de la variedad MIR162 de maíz, de la empresa Syngenta, y también la soja A5547-127, de Bayer CropScience, detalló la cartera agrícola en un comunicado.

"La aprobación de estos eventos es de gran importancia para nuestro país. Por eso, desde el inicio de nuestra gestión, veníamos insistiendo en una pronta aprobación", señaló el ministro Carlos Casamiquela en la nota.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

Últimas Noticias

Prev Next

Tos

Tos

Estamos almorzando en la hermosa casona cruceña de antaño de mi suegro don Hugo Sosa...

Masiva movilización respalda a Revilla y…

Masiva movilización respalda a Revilla y emociona a Maricruz hasta las lágrimas

Una masiva movilización realizada este martes dio su respaldo al alcalde de La Paz, Luis...

Sucre: abandonan a recién nacida en hosp…

Sucre: abandonan a recién nacida en hospital

Una bebé fue abandonada la tarde de ayer, lunes, en el Gíneco-Obstétrico Dr. Jaime Sánchez...