Santa Cruz de la Sierra
06 Diciembre 2016

Actrices de Hollywood como Rose McGowan, Thandie Newton y Chlöe Sevigny hacen públicas sus historias de abuso sexual y violación – muchas de ellas, sucedidas durante sesiones de casting -, en un intento por hacer visible el machismo y la violencia contra la mujer que ejercen directores y ejecutivos de la Meca del cine.

En el imaginario colectivo, existe la difundida creencia de que, para obtener un papel en el casting, las jóvenes actrices deben ceder a los avances sexuales de directores, productores y ejecutivos; y a juzgar por lo que ha salido a la luz en días recientes, en muchos casos es cierto. Si bien durante décadas esta triste y reprochable práctica se mantuvo en secreto – ya sea por vergüenza, por miedo al escándalo o por el impacto psicológico que sufren las víctimas -, en días recientes algunas celebridades valientemente han decidido romper el silencio y hacer públicas sus historias de abuso, acoso sexual y violación. Hagamos un recuento de las más relevantes.

Thandie Newton

En una entrevista con M Magazine, la actriz londinense – En busca de la felicidad, Misión imposible 2, 2012 – declaró que, durante una sesión de casting, un cineasta – cuyo nombre omitió – colocó su cámara debajo de su falda y le pidió que se tocara los senos mientras pensaba en el hombre que le hacía el amor en la escena. Años después, en una fiesta, un prodcutor le dijo que “la había visto hace poco” y le confesó que el director en cuestión solía mostrar la cinta de la audición a sus amigos en sus reuniones de póker.

Durante una conferencia de prensa en Cannes, la actriz ganadora del Oscar por Los muchachos No lloran confesó que tres directores muy reconocidos habían “cruzado la línea” con ella durante las sesiones de casting para un papel. Ya sea que le preguntaran “qué iba a hacer después”, que le propusieran “ir de compras” para probarse ropa o que le sugirieran que se desnudara, Sevigny aclaró que la negativa a dichos avances provocó que no obtuviera el rol. “Pero si eres joven e impresionante, y realmente quieres el papel, la oferta puede resultar tentadora, pero espero que no lo sea”, concluyó.

Una de las tres famosas brujas de la serie Charmed declaró en su cuenta de Twitter que había sido atacada sexualmente por un poderoso ejecutivo de Hollywood. En una serie de tweets, McGowan se unió al hashtag #Why womenDontReport – “por qué las mujeres no denuncian”, refiriéndose al silencio que muchas mujeres guardan después de un ataque sexual – dando fe de su historia, y añadió que una abogada de un ataque sexual – dando fe de su historia, y añadió que una le aconsejó que no intentara una acción legal, pues – dijo – como había hecho una escena de sexo en una película, jamás podría ganarle a un ejecutivo en un tribunal. “Es un secreto a voces en Hollywood”, acotó McGowan.

Fue una conmovedora revelación la que hizo que hizo la joven coprotagonista de 127 horas en su cuenta de Instagram. Según su propio recuento, hace mucho tiempo sufrió una agresión sexual: estando con varias amigas, Amber se encontró con una expareja que abusaba de ella y el encuentro se tornó violento, pues en cuanto el sujeto la vió, se dirigió hacia ella y la tomó del cabello con una mano, y con la otra de la enrepierna, levantándola en vilo para sacarla del lugar. Afortunadamente para ella, afuera del lugar se encontraban los hermanos de él, quienes lograron calmarlo. “Esa parte de mi cuerpo, a la que puedes agarrar a una mujer, me dolió durante más de una semana”.

Durante un programa de radio, la protagonista de la serie Speechless refirió un indicante de acoso sexual que sufrió a los 17 años de edad. Según sus palabras, el hombre la agarró del codo y le dijo que tenía que bailar con él; como ella se rehusó y logró zafarse, el hombre la tomó del pelo y, tras forcejear, la golpeó. La también coprotagonista de Matt Damon en Mente indomable añadió que cuando hizo la denuncia ante la policía, recibió una respuesta brutal. “Tú tuviste la culpa: el sujeto sólo estaba tratando de pasársela bien; si hubieras bailado con él, nada de lo que dices hubiera pasado.”

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

26 Abril 2016

Los teléfonos móviles en la India deberán tener en 2017 un "botón de pánico" para avisar de una situación de peligro, pensado especialmente para prevenir agresiones sexuales en un país con un importante problema de violencia contra la mujer, informaron hoy fuentes oficiales.

"Presionando el botón se alertará a la Policía y a los familiares y amigos designados, para una respuesta inmediata en asuntos relacionados con casos de peligro o seguridad", explicó el ministro de Comunicaciones indio, Ravi Shankar Prasad, a través de Twitter.

Los terminales deberán además contar en 2018 con un sistema de posicionamiento por satélite (GPS) para su localización "en caso de acoso o peligro", destacó Prasad.

La ministra india de la Mujer, Maneka Gandhi, calificó por su parte de "paso histórico para la seguridad" la normativa aprobada por el Departamento de Telecomunicaciones del país asiático, que establece que los móviles nuevos deberán incluir el "botón de pánico" desde el 1 de enero de 2017 y los antiguos tendrán que instalarlo.

Según la Agencia Nacional de Registro de Crímenes de la India (NCRB, en sus siglas en inglés), las denuncias de agresiones contra mujeres crecieron un 18 % durante 2014 y un 31 % en el caso de las violaciones.

El botón será el correspondiente a las teclas con los números 5 o 9 en cualquier aparato, mientras que en los teléfonos inteligentes estará configurado además en el pulsador de encendido y apagado, para que envíe el aviso cuando se toque tres veces seguidas, detalló la ministra en un comunicado.

"El objetivo es proveer de una red de seguridad a millones de mujeres que encaran situaciones de peligro en su vida diaria", recalcó Gandhi, ya que se espera que el botón de alerta actúe "como disuasorio para los delincuentes".

La titular de este departamento indicó que la nueva normativa se enmarca en la política del Gobierno de Narendra Modi para combatir la violencia contra la mujer en el país, donde las denuncias por agresiones a féminas están en aumento, aunque en buena medida por la mayor concienciación social.

El caso ocurrido en diciembre de 2012, cuando una joven fue violada en grupo en un autobús en marcha en la capital india y murió días después por las heridas, desencadenó una ola de indignación en todo el país que llevó a endurecer las penas contra los agresores y a mejorar las medidas protección de la mujer.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente EFE

01 Octubre 2015

La justicia finlandesa condenó a nueve años de cárcel a un enfermero de 24 años por haber violado a 27 personas de 74 a 100 años de edad, indicó la agencia de prensa STT.

Las víctimas sufrían todas de senilidad y algunos eran minusválidas.

El acusado podría haber sido condenado a 12 años de cárcel, pero su pena fue inferior porque colaboró totalmente con la investigación sobre hechos "que tuvieron lugar sin testigos y que las víctimas no podían denunciar, dado su estado de salud", según el tribunal de la región de Pirkanmaa (suroeste).

El enfermero pidió clemencia y propuso que se lo dejara en libertad vigilada con trabajos de interés general, pero el tribunal lo condenó a nueve años de cárcel, tras considerar que había actuado de modo "sistemático". También le ordenó que indemnice a sus víctimas por un total de 18,000 euros.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

21 Septiembre 2015

Un colgante compuesto por una piedra preciosa y un microchip es la nueva joya para luchar contra las agresiones sexuales en la India, donde el año pasado se registraron 100 violaciones al día, según datos oficiales.

Ideado por cinco jóvenes ingenieros indios que han empezado a venderlo por internet, Safer consta de un sistema oculto en la parte posterior de una gema que manda un aviso de peligro a través de una aplicación para teléfonos inteligentes. Dicho aviso se localiza a través de Google Maps gracias al GPS que tiene incorporado.

Cuando se pulsa dos veces seguidas el botón trasero del dispositivo, los "guardianes" o contactos asignados reciben un mensaje a través de internet o SMS para avisarles de una situación de peligro, así como de la localización exacta.

De esta manera, las nuevas tecnologías se suman a la lucha contra las violaciones en el gigante asiático a través de "wearable" o tecnología para llevar puesta, es decir, que cuenta con elementos que forman parte de la vestimenta con componentes digitales e inalámbricos.

Safer ya es una realidad más dentro de la lista de útiles para evitar una violación y que están disponibles en el variopinto mercado indio, que van desde ropa interior que descarga 3.800 kilovatios sobre el agresor, espray con gas pimienta o medias con pelos.

Y si a las mujeres les gusta este desarrollo tecnológico, a los padres de las jóvenes mucho más: "A las chicas les encanta el diseño, pero los que mejor reacción han tenido han sido los padres, que se sienten más confiados", dijo a Efe Paras Batra, director de ventas y marketing de Leaf, empresa que comercializa el artículo.

El novedoso dispositivo es una mezcla de pragmatismo, pues vela por la seguridad de mujeres y niñas, y estética, sin que suponga una carga adicional a los útiles habituales.

"Pensamos en algo que no supusiera un elemento más que cargar para la mujer, y las joyas son algo que gusta a las mujeres indias, por lo que fuimos a joyerías y descubrimos que los colgantes con gemas son lo más demandado", explicó Batra.

El caso del colgante está pensado como "un elemento pasivo que no puede ser usado en contra de la víctima. Si utiliza un espray de pimienta, por ejemplo, puede serle arrebatado y servir para agredirla", comentó Batra.

Safer no es un elemento disuasorio que evite la agresión sexual, sino un aviso de alarma ante una potencial situación de peligro.

Por ahora se pueden realizar pedidos a través de la página web de la empresa Leaf a precios especiales y con ello sumarse a la campaña de micromecenazgo o "crowfunding" en la que la empresa está inmersa.

Safer busca producir en masa y comenzar a vender a partir de noviembre en comercios de Nueva Delhi, Bombay y Bangalore.

"Nuestro objetivo es alcanzar las 50.000 rupias (algo más de 7.500 dólares)", dijo Batra, al puntualizar que ya han logrado el 30 % de los fondos que necesitan y aún tienen hasta final de este mes de septiembre para lograr el resto.

Los ingenieros de Leaf ya están pensando en cómo mejorar el primer modelo y para ello tienen contacto con la Policía para desarrollar un servicio que avise a los cuerpos de seguridad y así mejorar la respuesta en casos de violación.

"Estamos en contacto con la Policía para que podamos generar una alerta que también llegue a las comisarías y ellos, comunicándose por radio, puedan acudir más rápido al lugar desde donde se emite la señal", dijo Manik Mehta, director financiero de Leaf.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

20 Agosto 2015

Tres jóvenes mujeres, una de ellas menor de edad, fueron violadas recientemente por miembros de un contingente militar de "cascos azules" en la República Centroafricana, informó hoy un portavoz de Naciones Unidas.

Los hechos fueron denunciados el pasado 12 de agosto en la sede de la misión de la ONU en ese país, conocida por su sigla en inglés de Minusca, establecida el año pasado e integrada por unos 9.000 militares y más de un millar de policías.

Vannina Maestracci, una de las portavoces del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, no precisó la fecha en la que se produjeron estas violaciones, aunque señaló que tuvieron lugar en las semanas recientes.

Un comunicado que leyó ante los periodistas en la rueda de prensa diaria en la sede de la ONU señala que estas "denuncias inquietantes" fueron conocidas por testimonios de las familias de las víctimas.

Los abusos sexuales fueron perpetrados por tres miembros del contingente de "cascos azules" cuya nacionalidad no ha sido precisada. Tampoco se detalló si se trata de tres hechos aislados o los abusos sexuales fueron cometidos en grupo.

En casos parecidos, la ONU no suele dar a conocer inmediatamente la nacionalidad de los efectivos de paz presuntamente involucrados, mientras el país al que pertenecen realizan las investigaciones oportunas.

Los hechos se registraron en la ciudad de Bamberi, en el centro de la República Centroafricana. Las autoridades del país al que pertenecen los "cascos azules" tienen diez días para confirmar si se ha iniciado una investigación de los hechos.

Si las autoridades de ese país deciden no hacerlo, la ONU "llevará a cabo rápidamente su propia investigación", agrega el comunicado.

Medio centenar de naciones contribuyen con efectivos militares o policiales a esta fuerza de paz.

Según se informó hoy, desde que Minusca comenzó a operar, en abril de 2014, se han recibido 61 denuncias sobre malas conductas de sus efectivos, de las cuales 13 corresponden a casos de posible explotación sexual.

Por lo menos cuatro militares y dos policías de ese contingente han sido repatriados por estos hechos.

En junio pasado la ONU dio cuenta de dos casos distintos de abusos sexuales en la nación africana contra menores perpetrados por "cascos azules" cuyas nacionalidades no fueron facilitadas.

Las tropas internacionales están presentes en la República Centroafricana para aplacar la guerra civil que sufría en 2013, que incluyó miles de muertos, meses después del golpe de Estado de marzo de ese año y por el que fue derrocado el presidente François Bozizé.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

27 Julio 2015

¿Cuántas son? ¿Quiénes son exactamente? Tras meses de acusaciones contra el actor Bill Cosby, la revista New York reunió a 35 de sus presuntas víctimas, dando la palabra a estas mujeres que acusan a la exestrella de televisión de haberlas drogado y agredido sexualmente.

Algunas de las acusaciones datan de los años 1960; las más recientes, de los años 2000. Las 35 mujeres, fotografiadas en la tapa de la revista, eran entonces modelos, mozas, actrices en sus comienzos, posaban para la revista Playboy, etc.

Muchas callaron los presuntos hechos durante años.

"Podría haber caminado por cualquier calle de Manhattan y dicho en cualquier lugar: 'Fui violada y drogada por Bill Cosby', pero ¿quién en el mundo me habría creído?", explica a la revista Barbara Bowman, de 48 años, quien conoció a Cosby en los años 1980, cuando tenía 17 años e intentaba convertirse en actriz.

Otra también contó que sufría un fuerte dolor de cabeza, por lo que le preguntó a Cosby si tenía un analgésico. "Contestó: 'Tengo algo mucho más fuerte'. Le dije: 'Sabes, no tomo drogas'. Me dijo: 'Eres una de mis mejores amigas, ¿crees que te voy a hacer daño?'. Y le creí", explicó Joyce Emmons, de 70 años, quien trabajaba en clubes de espectáculo y afirma haber sido agredida por él a fines de los años 1970.

"Me preguntó si quería un vaso de vino. Bebí unos tragos. Sabía horrible. Y empecé a sentirme mal", contó también Jewel Allison, de 52 años, exmodelo, quien afirmó haber sido agredida a fines de los años 1980. Añadió que tenía "demasiado miedo" entonces como para denunciarlo.

El sitio en internet de la revista New York no estaba accesible la mañana del lunes, al parecer víctima de un ataque de piratas informáticos. La revista, que afirmó que un total de 46 víctimas habían dado su testimonio, resolvió publicar en Instagram algunos de ellos.

Cosby, de 78 años, rechaza las acusaciones de agresión sexual y nunca fue inculpado. (Leer Bill Cosby vuelve a negar las acusaciones de abuso sexual).

En una declaración en 2005, en el marco de una demanda que se saldó mediante un acuerdo financiero, reconoció que había dado un poderoso sedante a al menos una joven con quien buscaba mantener relaciones sexuales.

Esta declaración se hizo pública hace poco, lo que reavivó el escándalo. Pero su abogada contraatacó. Cosby "solo admitió que fue una de las muchas personas que en los años 70 usó el Quaalude para mantener relaciones sexuales consensuadas", declaró Monique Pressley en un documento judicial.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

22 Julio 2015

En una declaración de hace 10 años develada esta semana, Cosby dijo que ofrecía la droga "del mismo modo en que una persona diría 'ten un trago'''. Nunca intentó escabullirla a escondidas en la bebida de nadie, agregó, como muchos otros hacían por esos días. Pero cuando se le preguntó si una mujer que lo acusó de haberla drogado y violado en 1976 pudo haberse resistido a él bajo los efectos de la metacualona, su respuesta fue: "No lo sé".

Lo cierto es que esta droga, ilegal en Estados Unidos desde 1982, era ampliamente popular hace 40 años. La gente la consumía con regularidad con sus bebidas en clubes nocturnos de costa a costa.

La niña de 13 años con la que Roman Polanski admitió que tuvo relaciones sexuales ilícitas en 1977 dijo que el director ganador del Oscar la atiborró de champaña y media pastilla de metacualona antes de violarla en la casa de Jack Nicholson. Polanski escapó a Francia en 1978 para evitar una larga sentencia en prisión y continúa viviendo allí como un fugitivo.

Holly Madison, en su libro de memorias recientemente publicado Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales of a Former Playboy Bunny, escribe que Hugh Hefner una vez le ofreció un puñado de pastillas de metacualona, o Quaaludes, como se la conoce por su marca comercial en Estados Unidos.

"Usualmente no apruebo drogas, pero tú sabes, en los 70 solían llamar a estas píldoras las abrepiernas'', escribió que Heffner le dijo. Hefner se ha negado a hacer comentarios sobre el libro de Madison.

Durante su testimonio por una demanda que terminó por resolverse fuera de la corte, Cosby dijo que tenía siete recetas distintas de metacualona. Las consiguió pidiéndole algunas a su médico, dijo. El doctor le preguntó si le dolía la espalda o algo y Cosby le dijo que sí.

Pero Cosby declaró en la deposición que las quería por razones no médicas. "El Quaalude es la droga que los chicos, la gente joven, usan para ir de fiesta y había momentos en los que quería tenerla sólo por si acaso", sostuvo.

La droga, sintetizada en la década de 1950, se creó originalmente como un tratamiento contra la malaria, dijo James Adams, profesor adjunto de la Escuela de Farmacia de la Universidad del Sur de California. Cuando los médicos descubrieron que parecía ser un muy buen analgésico y somnífero, lo recetaron en vez para eso.

Pronto, la gente descubrió que también servía para desinhibirse sexualmente, particularmente a los hombres, y que si se mezclaba con alcohol producía una suave euforia. También dificultaba, o imposibilitaba, que una mujer bajo sus efectos se resistiera a las insinuaciones de un hombre.

Mientras se diseminaba por la cultura hippie y entraba en los bares y las fiestas privadas de aquellos "en la onda", versiones de contrabando conocidas como "ludes" comenzaron a invadir las calles. Los doctores que las recetaban empezaron a ser vistos como parias.

"La metacualona representaba menos del 2% de nuestras ventas pero creó el 98% de nuestros dolores de cabeza", dijo el presidente de la compañía farmacéutica William H. Rorer a The Associated Press en 1981, tres años después que la empresa vendiera los derechos para fabricar la droga. Al año siguiente la Administración de Alimentos y Medicamentos la prohibió en Estados Unidos.

Todavía es legal con una receta en México, pero hasta el testimonio de Cosby parecía haberse convertido en la droga de fiestas olvidada por la generación estadounidense del milenio. Salvo por los admiradores de la película de 2013 The Wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street), cuyo antihéroe Jordan Belfort, interpretado por Leonardo DiCaprio, era adicto a este fármaco.

"Las drogas de fiesta se ponen y pasan de moda", dijo Adams. "Vienen y van en ondas. La MDMA es otra droga de los años 60 que solía ser realmente popular y pasó de moda y luego volvió".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

22 Julio 2015

Tres jóvenes de la minoría yazidí que lograron escapar del Estado Islámico (ISIS) relataron para BBC su pesadilla y con esto buscaron persuadir a las cientos de jóvenes de países occidentales que son reclutadas por el grupo vía redes sociales.

En una entrevista en Londres en la que no mostraron sus rostros, según ellas porque aún tienen amigas y familiares secuestradas que podrían sufrir represalias, las jóvenes lucieron frágiles, bellas y muy asustadas.

"Fuimos violadas hasta cinco veces al día", dice Bushra, de 20 años. "Una muchacha fue al baño y se cortó una de las muñecas. Como no murió, se cortó la garganta. Los guardias me buscaron y me dijeron que fuese a identificarla. Dijeron que era mi amiga. No la pude reconocer. Había demasiada sangre en su cara. Los guardias la envolvieron en una sábana y la lanzaron a la basura", sigue el terrorífico relato.

A medida que avanzan por grandes extensiones territoriales de Siria e Irak, los militantes de ISIS arrasan con las religiones minoritarias a las que no pueden someter bajo su califato islámico. Es el caso de los yazidíes, que no son ni musulmanes ni cristianos sino que adoran un ser supremo que se conoce como Yasdan.

Bushra se estremece al recordar el día en que el grupo llegó a su pueblo, hace casi un año.

"En una noche, atacaron dos pueblos vecinos. Hubo combates hasta las seis de la mañana. Nuestros familiares en el pueblo cercano nos dijeron que nos fuéramos porque no había soldados peshmergas, sólo hombres yazidíes. Pero los peshmergas de nuestro pueblo nos dijeron que nos quedáramos y que no nos preocupáramos porque ellos nos defenderían", contó a la BBC.

Noor tiene 21 años y también relató qué pasó cuando ISIS invadió su pueblo: "Separaron a los hombres de las mujeres y los niños, se los llevaron y les dispararon. Yo tengo siete hermanos, uno de ellos consiguió escapar. Los otros seis todavía están desaparecidos. A mi madre se la llevaron junto a otras 70 mujeres mayores. Vimos un excavadora y oímos tiros".

En el episodio, sólo las mujeres jóvenes se salvaron, aunque muchas de ellas desearían no haberlo hecho.

Con 16 años de edad, Munira cuenta que los militantes de ISIS las llevaron a un salón de clases de la escuela de su pueblo y que allí comenzó el proceso de selección.

"Los comandantes tienen entre 50 y 70 años. Yo tenía 15 años cuando fui escogida por un comandante. Dijo que las chicas menores eran mejores que las mayores. Ellos usualmente escogen a las más bellas y jóvenes para sí", explicó.

Después de pocas semanas, se aburrió de ella. "Abu Mohammed dijo: 'Yo tuve esta niña cuando era virgen. Ahora me aburre. Quiero otra'. Me vendieron a Abu Abdulá, quien también me violó. A los pocos días, se aburrió de mí. Me vendió a Emad. Si no me hubiese escapado, me hubiera vendido también".

De acuerdo con el artículo de la BBC, las tres jóvenes fueron golpeadas y violadas diariamente durante su cautiverio. Aunque traumatizadas y exhaustas, no desperdiciaron la mínima oportunidad para escapar.

En una oportunidad, Noor intentó salir por una ventana pero su captor, Salman, la agarró y le dijo que sería castigada: "Salman y sus guardias me golpearon y me quemaron con cigarrillos. Salman me ordenó que me desvistiera, me dijo: 'Te advertí de que no te escaparas, ahora sabrás cuál es tu castigo'. Dejó que los seis guardias entraran, cerraran la puerta y me violaran brutalmente. No sé cuántas veces".

Sin embargo, más allá de los fallidos, las tres muchachas pudieron finalmente huir y estuvieron viviendo en campamentos para desplazados internos en Irak. Allí, la organización no gubernamental con sede en Reino Unido Fundación Amar organizó una visita a la nación europea para que cuenten sus historias y ayuden a disuadir a jóvenes británicas de viajar a Irak para unirse al ISIS.

Noor, Bushra y Munira se sentaron frente a varias adolescentes en la Academia de Bristol, una escuela secundaria de esa ciudad en el sur de Inglaterra.

Nasra Ahmed es una joven de 18 años que dice que está en contacto, a través de las redes sociales, con otras jóvenes que se han unido a ISIS. "Ellas dicen que tienen una casa linda, un esposo, dinero, todo lo que una chica de 15 años desearía", cuenta.

"Son mentiras", Noora dice con rabia. "No vayan. Ellos les prometen una casa bonita, servidumbre y un automóvil, pero mienten".

Otra estudiante, Ikram Hassan, de 14 años, les pregunta: "¿Qué consejo les darían a las muchachas que quieren unirse a ISIS?".

Munira responde: "Mi mensaje es: no vayan. Serán violadas y golpeadas y vendidas a otros hombres. Son criminales".

En otra escuela, en Birmingham, los profesores y los líderes comunitarios intentan transmitir este mensaje a través de una campaña llamada "Abran los ojos", en la cual muestran videos de las atrocidades de ISIS.

Las estudiantes, que en su mayoría son musulmanas, ven con interés a las tres jóvenes yazidíes cuando entran en el salón para conversar con ellas. Afortunadamente, este contacto directo con chicas de su edad ha tenido un efecto claro.

Sin embargo, después de esta visita, las tres jóvenes deberán regresar a Irak.

Redacción: Leo.bo

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

La lengua del jucumari

La lengua del jucumari

Mi hijito Sebastián me despierta con su sólito método eficaz, es decir, gritando y saltando...

Ley del cruceño la hospitalidad-

Ley del cruceño la hospitalidad-

“Es frugal la mesa, pero alcanza el rancho. Donde comen dos bien pueden ser cuatro...

Para Bolivia-Gas asociado a lutitas es …

Para Bolivia-Gas asociado a lutitas  es desafío y oportunidad

Los recursos estimados de gas asociados a lutitas, ubicados en la Cuenca del Chaco de...