Santa Cruz de la Sierra
23 Marzo 2016

Esto tiene implicaciones para la continuidad del área Schengen de libre circulación sin pasaporte.

Los ataques de Bruselas podrían incrementar el sentimiento xenófobo y antiinmigración a lo largo de la UE.

Si David Cameron y Angela Merkel pensaron que se habían ganado un respiro momentáneo de sus problemas, los ataques homicidas en Bruselas sólo ahondaron la agitación política.

Los bombardeos en el corazón de la Unión Europea que mataron al menos 31 personas fueron aprovechados por quienes proponen que el Reino Unido abandone el bloque para argumentar que la membresía de la UE pone al país en un mayor riesgo, en lugar de generar seguridad como afirma el primer ministro. En Alemania, un partido insurgente que se benefició de la oposición a la política de puertas abiertas para refugiados de la canciller Merkel advirtió inmediatamente sobre el peligro del “Islam político”.

Los ataques de Bruselas podrían incrementar el sentimiento xenófobo y antiinmigración a lo largo de la UE, que ya ha aumentado por la crisis de los refugiados, dijo Mujtaba Rahman, director de análisis europeo en Eurasia Group de Londres. Esto tiene implicaciones tanto para la continuidad del área Schengen de libre circulación sin pasaporte lograda por Merkel como para el resultado del referéndum de junio sobre la continuidad del Reino Unido en la Unión Europea, agregó.

Las explosiones son un “clavo en el ataúd de Schengen”, e introducen en el público la idea de que los líderes de la UE “no tienen el control”, dijo Rahman en una entrevista en Bloomberg Radio. Fuera de la zona Schengen en Gran Bretaña, “Cameron ha argumentado que el Reino Unido estará más a salvo dentro de la UE, pero que estos eventos harán que sea más difícil vender ese discurso”.

El periódico The Sun tomó la posta el miércoles, refiriéndose a los comentarios que hizo Cameron en una entrevista sobre cómo Europa ayudaría a hacer más segura a Gran Bretaña. “Eso suena muy fingido luego de los ataques en el centro de Bruselas”, dijo en un editorial abierto. Cameron se dirigirá al Parlamento sobre los ataques el miércoles, dijo su oficina.

Controles laxos

Los militantes de Estado Islámico se adjudicaron la responsabilidad por las explosiones, cuatro días después de que las autoridades aprehendieran al principal sospechoso de los ataques terroristas de París que mataron a 130 personas en noviembre. Esos ataques fueron llevados a cabo por ciudadanos franceses y belgas, los cuales se habían unido al Estado Islámico en Siria y vuelto a sus países de Europa a través de rutas utilizadas por los refugiados Sirios.

El portavoz del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), Mike Hookem, emitió un comunicado diciendo que “el horrible acto de terrorismo” en Bruselas mostró que las reglas de libre circulación de la UE y los “controles fronterizos laxos” son una “amenaza para nuestra seguridad. UKIP hace campaña para que el Reino Unido abandone la UE, campaña conocida como “Brexit”.

Cameron, que el lunes había tomado medidas para reducir las grietas dentro de su Partido Conservador, respondió con comentarios televisados diciendo que “este momento no es apropiado para hacer ese tipo de comentarios”. Incluso si los miembros de su propio partido utilizaron los ataques para argumentar a favor de un Brexit.

“Estar en la UE significa que no tenemos control sobre nuestros sistemas, no tenemos control sobre nuestras propias fronteras”, dijo Andrew Rosindell, miembro conservador del parlamento. “Estamos atados a países que, en mi opinión, no son tan buenos en la tarea de defender a sus propios habitantes como nosotros lo hemos sido”.

Redacción Leo.bo

Fuente: Bloomberg News

22 Marzo 2016

Mediante un comunicado publicado en su página web, la casa diplomática en el país europeo lamenta y expresa su solidaridad con Bélgica, donde hasta se registran 34 muertos y más de 200 heridos por atentado terrorista.

La Embajada de Bolivia en Bélgica informó el martes mediante comunicado en su sitio web oficial que hasta las 16.00 (hora belga) no se han conocido víctimas de nacionalidad boliviana entre los afectados por los atentados ocurridos en el aeropuerto y el metro de Bruselas, que dejaron 34 muertos y más de 200 heridos.

“Hasta el momento no se han conocido víctimas de nacionalidad boliviana entre los afectados. La Embajada de Bolivia ya se ha comunicado con las autoridades belgas para tener actualización pronta y oficial en caso de que hubieran nacionales afectados por los atentados”, indica el comunicado.

La casa diplomática boliviana en el reino de Bélgica además “lamenta los atentados producidos el día de hoy en la ciudad de Bruselas y expresa su mayor solidaridad con la población belga”.

En el comunicado “la Embajada de Bolivia en Bélgica ruega a sus connacionales residentes en este país sede o de paso por el mismo, aplicar estrictamente las medidas de seguridad dispuestas por las autoridades belgas, como ser: quedarse en sus hogares o centros laborales evitando desplazamientos innecesarios, no realizar llamadas telefónicas que no sean imprescindibles, así como comunicarse a través de redes sociales para no congestionar las líneas telefónicas y otras que dispongan las autoridades belgas”.

De esta manera las autoridades diplomáticas habilitaron el número telefónico de emergencia (+32) 04-89-033-040 para los nacionales que quieran reportar algún familiar desaparecido que pudiera haberse registrado en las zonas de los atentados.

“Sólo se atenderán los casos de emergencia: por favor, NO utilice el teléfono para obtener información general”, indica el comunicado emitido desde Bruselas, Bélgica el 22 de marzo de 2016 las 16:00.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

18 Marzo 2016

Medios belgas reportan que lo hallaron durante una operación policial en Molenbeek, Bruselas. Era el autor intelectual y estaría herido. El martes habían hallado sus huellas durante un allanamiento.

El principal terrorista fugado de los atentados de París, Salah Abdeslam, ha sido herido en la pierna y detenido en una operación policial en el distrito bruselense de Molenbeek. Las fuerzas de seguridad especiales de Bélgica iniciaron esta una nueva misión antiterrorista dirigida a buscar a Abdeslam, en un operativo en el que produjeron disparos y se lanzaron granadas, según confirmó la policía a los medios belgas.

Los hechos se produjeron en el número 72 de la calle de Quatre Vents de Molenbeek, donde Abdeslam resultó herido en la pierna por los disparos de la policía, después de haberse atrincherado en una vivienda junto con otra persona.

El primer ministro belga, Charles Michel, abandonó rápidamente la cumbre europea, que justo se había acabado cuando entraban las primeras noticias de la operación antiterrorista. Se trasladó a la sede del Gobierno, en la rue de la Loi, donde también se trasladó tras la cumbre el presidente francés, François Hollande.

Hollande dijo en rueda de prensa al término de la cumbre que "hay un vínculo entre la operación (policial) en curso y los atentados de París", aunque no quiso dar detalles para no interferir en la misma.

La cadena de televisión pública RTBF afirmó que las fuerzas de seguridad llevan tiempo vigilando la vivienda en cuestión, y en particular "las idas y venidas de distintas personas".

La operación se ha producido después de que la policía científica belga encontrara las huellas dactilares de Abdeslam en la vivienda registrada el martes en el distrito bruselense de Forest, en la que un supuesto yihadista fue abatido y cuatro policías resultaron heridos leves.

Salah Abdeslam, de 26 años, tuvo un papel clave a nivel logístico en los atentados yihadistas que dejaron 133 muertos en París. Al día siguiente de los ataques del 13 de noviembre, abandonó París con la ayuda de cómplices.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

15 Marzo 2016

Ahora que Rusia ha retirado parte de sus fuerzas de Siria, sería posible una negociación más eficaz entre opositores y Gobierno. Dividir el país en federaciones también es una opción.

Este mes se cumplen cinco años de las protestas que dieron inicio al conflicto en Siria. Con casi 300.000 muertos y más de la mitad de la población desplazada, esta guerra ha sido considerada la crisis humanitaria más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

Las primeras manifestaciones hacían eco de la llamada “primavera árabe” que sacudió a otros países de la región, como Túnez, Egipto y Yemen. La gente salió a las calles a denunciar el autoritarismo de los gobiernos, las difíciles condiciones económicas y los reducidos espacios de participación política. La violenta respuesta del gobierno de Bashar al Assad radicalizó muy pronto a los manifestantes y desencadenó una guerra civil.

Importantes actores internacionales ejercieron desde el comienzo una enorme influencia en el conflicto. Estados Unidos, Rusia, Irán, Arabia Saudita, Turquía, Catar, Francia y Reino Unido han atizado el fuego, cada uno con una agenda que poco tiene en cuenta a la población siria. Así mismo, grupos yihadistas, como el autodenominado Estado Islámico o el Frente al Nusra, filial de al Qaeda en Siria, han aprovechado el vacío de poder en ciertas regiones para fortalecerse y expandir sus zonas de influencia.

 

El pasado 22 de febrero, luego de intensas negociaciones, Rusia y EE.UU., en calidad de líderes del Grupo Internacional de apoyo a Siria (ISSG por sus siglas en inglés), anunciaron en Múnich un cese temporal de hostilidades.

¿Pero existe una posibilidad real de que el cese al fuego se mantenga? ¿Puede este conducir, eventualmente, a un acuerdo entre las partes? ¿Por qué, de repente, los bandos se muestran más abiertos al diálogo? ¿Es el principio del fin de la guerra en Siria?

Los bombardeos rusos

A mediados de 2015 el conflicto alcanzaba un punto muerto. El gobierno sirio estaba sitiado y cada vez más debilitado. Por su parte, los rebeldes habían alcanzado posiciones estratégicas, pero carecían del armamento o del personal suficiente para dar un golpe definitivo. Entonces, el 30 de septiembre Rusia comenzó a bombardear los bastiones de la oposición en el norte del país y dio con ello un vuelco total al conflicto.

Siria ha sido, tradicionalmente, uno de los principales aliados de Rusia en la región. Ambos gobiernos tienen profundos lazos históricos, económicos e ideológicos. El partido Ba’ath, al que pertenece Al-Assad, y que ha ejercido el poder por más de sesenta años, tuvo fuertes nexos con el socialismo soviético. También, el puerto sirio de Tartús aloja la única base militar rusa en el Mediterráneo, un activo fundamental en términos estratégicos.

Los ataques aéreos sobre las bases rebeldes en el norte del país permitieron a las fuerzas del gobierno sirio recuperar posiciones claves y han ampliado la esfera de influencia de Rusia en la mesa de negociación. Esto tiene hondas implicaciones, pues a Moscú no le interesa la salida de Assad, mucho menos un cambio en las estructuras del poder político y militar en el país árabe, algo que, tanto Estados Unidos, como Turquía, Arabia Saudita, Catar, así como las diferentes facciones rebeldes han considerado, hasta ahora, fundamental para llevar a buen término las negociaciones.

Cambio de estrategia

La crisis migratoria que enfrenta Europa actualmente es consecuencia directa de la guerra en Siria. Según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, más de un millón de personas llegaron a Europa en 2015, la mayoría de ellos provenientes de Siria, aunque muchos también de Irak y Afganistán, que también se hallan sumidos en largos y cruentos conflictos. En lo que va corrido de 2016 el número de refugiados en las costas europeas sigue en aumento. Las autoridades no logran ponerse de acuerdo sobre la mejor estrategia para afrontar esta crisis, pero todos coinciden en que terminar la guerra en Siria reduciría sustancialmente el flujo de migrantes indocumentados, así como de personas ahogadas en el Mediterráneo.

A su vez, los sonados atentados terroristas en París han obligado a los líderes de Occidente a repensar su estrategia en el conflicto sirio. Las prioridades han cambiado y la amenaza yihadista se percibe hoy como un tema más urgente para la seguridad internacional que la eventual permanencia de Al-Assad en un gobierno posconflicto.

Estados Unidos ha encontrado, a su vez, nuevos aliados. Si durante los primeros cuatro años de la guerra armó y entrenó a las facciones rebeldes sunitas, desde el año anterior ha volcado su apoyo sobre las milicias kurdas en el nordeste del país. Conocidas como Unidades de Protección Popular (YPG por sus siglas en kurdo), han sido altamente efectivas en su lucha por reconquistar territorios que habían caído en poder del autodenominado Estado Islámico.

Esto ha enfurecido a Turquía, miembro de la OTAN y aliado histórico de los EE.UU. en la región, quien considera al YPG como un brazo sirio del Partido de los trabajadores de Kurdistán (PKK por sus siglas en kurdo), principal organización política kurda y acérrimos enemigo del gobierno de Ankara.

Arabia Saudita organizó a finales de 2015 una importante conferencia en Riyad que logró agrupar, por primera vez, a más de cien representantes de las diferentes facciones opositoras. El PKK sirio fue excluido de las conversaciones, pues Turquía amenazó con boicotear la conferencia si eran invitados. Una pésima decisión si se toma en cuenta que el PKK controla una parte importante del nordeste de Siria y a una población de más de dos millones. Cualquier intento sustantivo de pacificación debe contar, necesariamente, con su participación.

Acercamiento a Irán

El acuerdo nuclear alcanzado entre los países del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania y el gobierno de Irán termina con más de treinta años de aislamiento político de la nación persa. Por primera vez en mucho tiempo, las potencias de Occidente se muestran dispuestas a reconocer el papel central que tiene Teherán en el complicado ajedrez regional y, en particular, en el desenlace de la guerra en Siria. Es un gran avance, pues Irán ha sido, por mucho tiempo, el principal sostén del gobierno sirio. Según un vocero del enviado especial de las Naciones Unidas a Siria, Stefan Mistura, Irán invierte alrededor de US$6 billones anuales en su apoyo a Al-Assad. Miembros de las brigadas al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, así como del Hizbolá libanés, han combatido hombro a hombro con los soldados del ejército sirio desde el inicio de la guerra. Haber ignorado por tanto tiempo la injerencia que tiene Irán en el conflicto, impidió que, en el pasado, funcionaran iniciativas de paz como la Segunda Conferencia de Ginebra, de 2014. El fin de las sanciones económicas permitirá al país persa reafirmar su posición como líder regional y garantiza que las negociaciones partan sobre un terreno más sólido.

El grupo Internacional de apoyo a Siria

El 14 de noviembre de 2015, varios países, liderados por Rusia, EEUU, Arabia Saudita, Turquía, Irán, entre otros, además de la ONU y la Liga Árabe, convinieron en Viena para buscar una salida negociada al conflicto. De esa reunión emergió el Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG, por sus siglas en inglés). La declaración conjunta estipula, entre otras cosas, la necesidad de respetar la integridad territorial del país, así como la de sus ciudadanos, el carácter secular y multiétnico del Estado y sus instituciones. El grupo acordó acelerar los procesos diplomáticos para la finalización de la guerra y establecer, bajo la supervisión de la ONU, un proceso político tendiente a la realización de elecciones y a la redacción de una nueva constitución.

Pero las realidades del conflicto han cambiado, así como las prioridades de los actores internacionales desde que se redactara el comunicado de Ginebra I en 2012, donde se exigía la salida de Al-Assad como precondición para cualquier transición política. Ahora, con un gobierno sirio fortalecido, EE.UU. y sus aliados regionales se han visto obligados a plantearse la posibilidad de la permanencia de Al-Assad en la presidencia, por lo menos hasta que un proceso de paz conduzca a un cese definitivo de hostilidades y permita la celebración de elecciones libres.

Los problemas del cese al fuego

La mayoría de los analistas son escépticos frente a la posibilidad de que el cese al fuego perdure. La guerra civil en Siria engloba varios conflictos simultáneos. Hay demasiados actores implicados y muchos de ellos fueron expresamente excluidos de la tregua actual, como el autoproclamado Estado Islámico y el frente al Nusra, las agrupaciones yihadistas más numerosas y determinantes en el terreno.

Pese a todo, una tensa calma ha vuelto a lugares tan afectados por la guerra como Alepo, Idlib o Deraa. Nutridos grupos de personas han vuelto a las calles de algunas ciudades a protestar en contra del régimen. Distinto a lo que quieren hacer ver los países que promueven el proceso de paz de Viena, la población sigue reivindicando las demandas fundamentales de las primeras manifestaciones, esas que se olvidaron en cuanto las facciones extremistas y las potencias extranjeras se apoderaron del conflicto.

¿El fin de Siria?

En 2012, el entonces enviado de la ONU a Siria, el diplomático libio Lahdar Brahimi, advirtió sobre la posible “somalización” del país. Luego de deponer al dictador Mohammed Siad Barré en 1991, Somalia fue incapaz de establecer un gobierno estable y se precipitó en un caos del que aún no logra emerger. Brahimi temía que algo similar sucediera en Siria si la transición no se planeaba con cuidado.

Una de las opciones que está sobre la mesa es la “federalización” del país. La propuesta planea conservar un estado central alauita con sede en Damasco y crear diferentes zonas federales con amplia autonomía administrativa, atendiendo a divisiones étnicas y sectarias. La idea es rechazada por la mayoría de las milicias rebeldes, pero es apoyada por los kurdos, que llevan años promoviendo el establecimiento de la provincia autónoma de Rojava, en el nordeste del país, y no es descartada por Al-Assad, quien sabe que será imposible recuperar la legitimidad perdida luego de casi cinco años de guerra contra el grueso de su población. EE.UU. descartó públicamente la idea de una salida “federada”, pero el creciente apoyo del gobierno norteamericano a las milicias kurdas permite entrever que su opinión ha cambiado.

John Kerry, secretario de estado estadounidense, fue más allá en una reciente intervención ante al comité de relaciones exteriores del senado de EE.UU. Kerry habló sobre un plan B en caso de que la tregua fracase. Dicho plan contemplaría una posible partición del país. Malas noticias para Siria, pues una eventual división no podría llevarse a cabo de manera pacífica y profundizaría la espiral de violencia que desde hace años asola a la región.

Redacción Leo.bo

Fuente: elespectador.com

10 Marzo 2016

"Los valores islámicos colapsaron" dentro del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) explicó el terrorista arrepentido al entregarle un pendrive con la información a un periodista de la cadena británica Sky News en Turquía.

La documentación contiene 22.000 nombres de reclutas que se unieron a las filas de ISIS, con sus direcciones, teléfonos, contactos familiares y otros datos personales expuestos en los formularios de adhesión de extremistas de 51 países.

El canal de noticias de Reino Unido informó que la memoria USB le fue sustraída al jefe de la policía interna de la organización yihadista. Según los expertos, puede tener efectos devastadores para el grupo que actualmente controla grandes zonas de Siria e Irak, y que amenaza a la seguridad de países occidentales.

Los formularios tienen datos de extremistas "sin fichar" de Europa del norte, Estados Unidos, Canadá, África del norte y Medio Oriente. Lo que confirma el alcance de la organización más allá de sus fronteras.

El principal argumento del miliciano para abandonar las filas es que "la organización es una estafa, no tiene nada que ver con el islam". El decepcionado yihadista utiliza el seudónimo de Abu Hamed y es un ex combatiente del Ejército Sirio Libre (ESL) que luego se unió a las filas de ISIS.

Para identificar a los reclutas, los formularios contienen 23 preguntas que los separan por grupo sanguíneo, apellido de soltera de sus madres y "nivel de comprensión de la sharia" (ley islámica) de cada uno de ellos.

Sky News publicó en su sitio de internet que "informó a las autoridades acerca del material obtenido" y hasta el momento no hubo ningún comunicado oficial del gobierno británico al respecto.

Según Hamed, ISIS abandonó el cuartel general en la ciudad siria de Raqqa y se instaló en el desierto. Por tal motivo el control del grupo recayó en manos de ex militares del partido iraquí Baas fundado por el dictador Saddam Hussein lo que trajo cambios en la orientación interna de la organización.

En las lista figuran muchos yihadistas que ya estaban registrados por los servicios de inteligencia británicos. Richard Barrett, un ex jefe de lucha antiterrorista de MI6, afirmó en su cueta de Twitter que la lista obtenida es "una fuente de un valor inestimable".

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AFP 

19 Febrero 2016

El grupo terrorista Estado Islámico decapitó a un adolescente este viernes por el simple hecho de escuchar música occidental, el hecho sucedió en la ciudad iraquí de Mosul, según ARA Noticias.

Ayham Hussein de 15 años, fue detenido por el autodenominado Estado Islámico después de ser descubierto escuchando música pop en un reproductor de cd portátil.

Tras ser brutalmente golpeado, fue presentado ante un tribunal islámico, que lo condenó a muerte por decapitación en una plaza pública.

“Ayham Hussein fue capturado por los yihadistas mientras escucha la música pop en la tienda de su padre, ubicada en el mercado Nabi Yunis, en el oeste de Mosul”, le dijo una fuente a ARA Noticias.

Esta sería la primera ejecución de una persona en Mosul por escuchar música occidental.

“No existe ninguna disposición formal del tribunal de la Sharia que prohíbe escuchar música occidental”, agregó la fuente.

En los territorios que domina en Iraq y Siria, el Estado Islámico ha impuesto una justicia medieval y ejecuta a personas por haber blasfemado o por ser homosexuales.

La policía religiosa del grupo vigila que no se escuche música occidental en los autos, en las fiestas y en los locales. Según un comunicado que difundió el grupo hace dos años, “la música y las canciones están prohibidas en el islam porque no permiten que uno recuerde a Dios y el Corán y son una tentación y corrupción del corazón”.

Redacción Leo.bo

Fuente: noticias24.com

15 Febrero 2016

El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, condenó hoy el bombardeo contra un hospital al que la ONG Médicos Sin Frontears (MSF) proporciona apoyo en la provincia norteña siria de Idleb y lo tachó de "crimen de guerra".

"Los ataques contra las estructuras sanitarias en Siria por parte del régimen o de sus apoyos son inaceptables y deben cesar de inmediato. Constituyen crímenes de guerra", indicó Ayrault en un comunicado.

La instalación a la que MSF apoyaba desde septiembre de 2015 quedó destruida por al menos dos ataques lanzados con un intervalo de unos minutos, lo que ha dejado sin cobertura sanitaria a miles de personas en una zona de guerra.

Al menos siete personas fallecieron y otras ocho están desaparecidas por culpa de ese bombardeo, perpetrado supuestamente por fuerzas gubernamentales.

París estimó "indispensable" que todas las partes se dispongan a la aplicación "sin demora" de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada por unanimidad el pasado 18 de diciembre y que establece la hoja de ruta para alcanzar una solución política en Siria.

En concreto, la resolución que garantiza el suministro de ayuda humanitaria a todas las zonas sitiadas o de difícil acceso.

El comunicado consideró igualmente que es "más que urgente" que se pongan en marcha los compromisos para un cese de las hostilidades que se tomaron la semana pasada en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC).

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

15 Febrero 2016

Los ataques a hospitales y viviendas se han vuelto “pan de cada día”, mientras que el ejército sirio anuncia que recuperó el control de tres localidades de Alepo.

El ejército sirio anunció este lunes que ha recuperado el control de tres localidades de la provincia septentrional de Alepo, en el marco de la ofensiva armada lanzada en la región a principios de este mes. Una muestra más de que el fracaso de la tregua anunciada por el secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, fue rotundo.

La canciller alemana, Angela Merkel, ya se ha pronunciado y consideró que en la situación actual sería "útil" establecer en determinadas regiones de Siria "una especie de zonas de exclusión aérea" para proteger a los refugiados que huyen de los bombardeos.

"Con los terroristas del Estado Islámico (EI) no podemos negociar. Pero si fuera posible encontrar un acuerdo en esa línea entre la coalición anti-Asad y quienes apoyan a Asad, sería útil", subrayó en una entrevista con el diario "Stuttgarter Zeitung".

Mientras tanto, el Departamento de Estado de EE.UU. urgió a Rusia y a Turquía a evitar una escalada de tensiones en Siria y a dialogar sobre el conflicto en el país árabe. "Es importante que los rusos y los turcos hablen directamente y tomen medidas para prevenir una escalada (de tensiones)", indicó en un breve comunicado este funcionario.

Este fin de semana, el presidente de EE.UU., Barack Obama, urgió a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a que cese los bombardeos contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria, que para Rusia y el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, son "terroristas".

Los ataques a la oposición moderada y el futuro de Asad, respaldado por Rusia e Irán, son los dos principales puntos de fricción entre la Casa Blanca y el Kremlin.

La relación entre EE.UU. y Turquía también ha vivido tensiones en las últimas semanas por las diferencias que ambos países tienen sobre el papel de las milicias kurdas en Siria.

Al menos siete personas han fallecido y ocho están desaparecidas, posiblemente muertas, después de que un hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en la provincia de Idlib, en el norte de Siria haya resultado completamente destruido en un ataque que ha tenido lugar en la mañana de hoy.

El hospital de Ma'arat Al Numan fue alcanzado por cuatro misiles en dos ataques perpetrados con apenas unos minutos de diferencia, según el personal sanitario del hospital. Unas 15 casas y otras estructuras localizadas en zonas pobladas resultaron golpeadas en la misma zona. Entre los edificios afectados por los ataques estaría otro centro hospitalario que no recibe apoyo de MSF.

"La destrucción de la instalación médica a la que MSF facilitaba apoyo parece producto de un ataque deliberado contra la misma", denuncia Massimiliano Rebaudengo, coordinador general de MSF en Siria.

Cinco pacientes y un acompañante han fallecido. Entre las víctimas mortales se encuentra también un guarda del hospital y, probablemente, ocho miembros del personal que se encuentran desaparecidos. Así mismo, otros pacientes se encuentran en paradero desconocido tras el bombardeo, pero se desconoce la cifra exacta.

“La destrucción del hospital Ma'arat Al Numan deja a una población de unas 40.000 personas sin acceso a atención médica en una zona de conflicto abierto”, añade Massimiliano.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE y AFP

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...