Santa Cruz de la Sierra
15 Diciembre 2014

La policía de Nueva Gales del Sur ha informado de la muerte de tres personas en el asalto de este lunes a una cafetería de Sídney (Australia), incluido el secuestrador, Man Haron Monis, un refugiado iraní que portaba una bandera islámica. Los otros dos fallecidos son dos de los rehenes, un hombre de 34 años y una mujer de 38 de los que la policía no ha facilitado más información. Cuatro personas más han resultado heridas en el rescate. El sospechoso fue alcanzado por las balas durante la operación y evacuado hacia un hospital, donde los médicos confirmaron su muerte posteriormente, según ha anunciado la policía en una rueda de prensa.

La operación de rescate comenzó durante la tarde del lunes, cuando se produjeron una serie de potentes explosiones en el momento en que comandos especiales de las fuerzas de seguridad entraban por una puerta lateral del Lindt Chocolate Cafe, donde Man Haron Monis había secuestrado a la clientela que se encontraba en el interior. Un robot para desactivar bombas penetró en el local y durante la operación, al menos seis rehenes salieron corriendo en medio de una gran confusión. Los restantes, unas siete personas, han ido saliendo, varios con las manos en alto, según el canal 7. Algunos han sido llevados en camillas y asistidos por equipos médicos, según constataron en directo periodistas de la agencia France Presse. Al parecer habría entre dos y cuatro heridos, según fuentes policiales. Un portavoz declaró a la prensa que no podía confirmar la muerte de dos personas, extremo del que han informado algunos medios, y tampoco ofreció datos concretos del número de heridos y de qué ha sucedido con el secuestrador, el iraní Man Haron Monis, pero sí confirmó que en la operación se utilizó munición real.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, calificó el secuestro de acto con "motivaciones políticas"  y se reunió a lo largo del día en dos ocasiones con el Comité de Seguridad Nacional.

El secuestrador se ha identificado como Man Haron Monis, de origen iraní.  El atacante entró armado sobre las 9.30 —23.30 del domingo, hora peninsular en España— y obligó a los rehenes a sostener una bandera contra el aparador del establecimiento, en pleno centro de la ciudad más grande de Australia. La bandera negra con letras blancas reza en árabe: “No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su profeta”. Australia es uno de los países de primera fila en la coalición militar encabezada por Estados Unidos contra el avance en Irak y Siria de los extremistas suníes del Estado Islámico.

Man Haron Monis, de 50 años de edad, fue condenado en 2012 por enviar cartas amenazantes y ofensivas contra los familiares de ocho soldados australianos muertos en Afganistán, como protesta por el papel de Australia en el conflicto (el país es fiel aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo, aunque nunca había sufrido un atentado terrorista islamista), según medios locales que cita la agencia Reuters. Monis tiene antecedentes, además, de agresiones sexuales, según fuentes policiales. El diario Sydney Morning Herald añade que fue acusado en 2013 de ser cómplice en el asesinato de su exmujer.

No se ha confirmado si el secuestrador pertenece a algún grupo terrorista islamista o si actúa solo. Durante las últimas horas hasta tres televisiones y radios australianas han recibido llamadas de los rehenes desde el interior de la cafetería y, según han contado, el secuestrador estaría pidiendo hablar con el primer ministro australiano, Tony Abbot, y también habría solicitado que le llevaran una bandera del Estado Islámico (EI). La portavoz policial ha precisado a la prensa que no puede confirmar informaciones sobre las supuestas demandas del hombre armado. La corresponsal policial del canal australiano ABC, Lucy Carter, ha informado de que su medio conoce la identidad del hombre armado pero que, a instancias de la policía, no lo divulgarán. El periodista Hugh Riminton ha asegurado que el medio para el que trabaja, el canal TEN Eyewitness News, ha recibido un vídeo en el que un rehén traslada las peticiones del secuestrador. En la misma línea que el canal ABC, Riminton dice que la policía ha pedido que no se informe sobre la identidad del hombre armado o de sus motivaciones.

Australia elevó el nivel de alerta a alto en septiembre, después de que el Gobierno decidiera unirse a la coalición liderada por EE UU contra el Estado Islámico. Esto quiere decir que el riesgo de ataque es “probable” y es el nivel más alto decretado desde que se implantó este sistema de alerta en 2003. Ese mismo mes, 15 personas de origen afgano presuntamente próximas al grupo terrorista fueron detenidas en Sídney, acusadas de planear un atentado en Australia, y la policía abatió a un presunto terrorista a las afueras de Melbourne, después de que este hubiera apuñalado a dos agentes.

Cientos de agentes de seguridad han aislado este lunes un área de varias manzanas alrededor del lugar del secuestro y evacuado a los residentes. Las autoridades han asegurado que hasta el momento no hay indicios de que haya heridos. Burn ha afirmado que las autoridades están negociando con el atacante. “Hemos estado en contacto durante el día y de varias formas”, ha afirmado. “Una parte muy importante de la negociación es que no hablemos de algunas de las tácticas o de la información con la que se está trabajando”, ha añadido, y ha explicado que el sistema que la policía utiliza para comunicarse con el secuestrador es “de primera clase”.

En un comunicado televisivo, el primer ministro australiano, Tony Abbot, ha afirmado: “Este es un accidente muy doloroso, es profundamente espantoso que gente inocente esté siendo retenida por una persona armada que expresa motivaciones políticas”. Cuarenta organizaciones musulmanas de Australia han condenado el secuestro, al que han definido como un "acto despreciable", informa France Presse.

Decenas de policías armados están desplegados en la zona del secuestro. Los autobuses han sido desviados y los trenes no paran en la estación de metro de Martin Place, a pocos metros del establecimiento. El suceso ha trastocado el corazón financiero de Australia. Si bien en otros puntos del distrito continuaba la actividad habitual, los sucesos de la mañana estaban en boca de todos los viandantes. No en vano, Martin Place es la sede de los principales bancos, empresas e instituciones financieras, tanto australianas como internacionales.

Redacción Leo.bo

Fuente: El País.com

11 Diciembre 2014

El grupo terrorista del Estado Islámico informó a un corresponsal que “enviarán el ADN (de James Foley) a Turquía, pero quieren primero el dinero”. El periodista de origen estadounidense, fue el primer occidental decapitado por el grupo terroristas islámico.

Es tal el salvajismo que ha exhibido el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en estos meses que ya nada sorprende. En un nuevo repugnante método para cosechar más fondos, el grupo terrorista busca vender el cuerpo del rehén estadounidense decapitado, James Foley.

“Piden un millón de dólares y que enviarán el ADN a Turquía, pero quieren primero el dinero”, aseguró al portal BuzzFeed, una de las tres fuentes que, bajo anonimato, revelaron la intención de los yihadistas.

Según consigna el portal, esas fuentes funcionan como intermediarios que están en contacto con Isis. Uno de ellos, un ex combatiente rebelde sirio, aseguró que el motivo de su intervención en esta operación es para ayudar a que la familia recupere los restos de Foley.

Otro de ellos, un hombre de negocios con conexiones con el Estado Islámico, en cambio, fue sincero con respecto a su principal objetivo: “Esto es un negocio”.

Sin embargo, resulta poco probable que esta operación sea llevada a cabo. Estados Unidos, al igual que el Reino Unido, se pone a negociar.

Otros países europeos, en cambio, han pagado en el pasado millonarios rescates que aumentaron considerablemente las arcas de los yihadistas.

Un funcionario del Departamento de Estado norteamericano sostuvo que se está “buscando más información” sobre este tema, mientras que un diplomático de alto rango calificó la idea de “repugnante”.

Esta práctica no es nueva. El comercio de rehenes occidentales generó un nuevo mercado en el que intermediarios interesados buscan participar de la negociación para recibir una comisión.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

21 Noviembre 2014

Del horror de Raqa a una cárcel en Maastricht. Aisha, la joven holandesa que fue rescatada por su madre del Estado Islámico en Siria -adonde huyó para casarse con un yihadista-, ya está en los Países Bajos, donde ha sido inmediatamente puesta bajo arresto.

"Está detenida como sospechosa de haber viajado a Siria con la intención de luchar con el Estado Islámico y cometer crímenes que amenazan la seguridad del Estado", confirmaba ayer Sanne Mertens, portavoz de la Fiscalía de Maastricht.

Madre e hija regresaron a Holanda desde Turquía la tarde del miércoles. La Fiscalía, añadió la portavoz, sabía "desde hace unos días" que ambas estaban en territorio turco tras lograr salir de Siria en un periplo sobre el que penden aún muchos interrogantes.

Aisha, el nombre que adoptó la chica de 19 años al convertirse al islam, permanecerá tres días bajo custodia, durante los cuales será intensivamente interrogada. Luego la justicia decidirá si dicta prisión preventiva o la pone en libertad bajo fianza mientras prosigue la investigación. La Fiscalía, precisó Mertens, no ha presentado cargos contra la madre, Monique (cuyo apellido se mantiene en el anonimato), que según la familia viajó a Siria por su cuenta y riesgo después de que Aisha la llamara desde Raqa pidiendo socorro.

La abogada de la joven, Françoise Landerloo, ha afirmado a este diario que cree que Aisha tiene un "buen caso", pues "es una chica muy joven e ingenua que no fue a Siria para luchar, sino por un hombre", al que conoció por internet y del que se enamoró.

El yihadista, Omar Yilmaz, un joven holandés de origen turco, la repudió al cabo de unos meses de matrimonio y la entregó a otro hombre, ha explicado la familia de Aisha. Él, que es muy activo en Twitter -donde se presenta como un defensor de niños y mujeres musulmanes-, lo niega y sostiene que simplemente el matrimonio "no funcionó".

Víctima de un engaño amoroso o no, el Gobierno holandés, como hacen otros países europeos con sus yihadistas retornados, considera de momento a Aisha como una sospechosa. La chica ha pasado nueve meses en las filas del Estado Islámico, un grupo que ha degollado ya a cinco rehenes occidentales y a bastantes decenas de sirios enemigos o infieles. Y varios de los que empuñan esos cuchillos son europeos.

Tras detectar el alarmante aumento de sus ciudadanos que han salido del país para enrolarse en la yihad -160 en los últimos dos años-, el Gobierno holandés ha puesto en marcha un "plan de acción", bajo el cual hay abiertas más de 30 investigaciones criminales que afectan a unas 60 personas, y se ha revocado el pasaporte a 52 sospechosos de querer unirse a la yihad. Fue el caso de Aisha; la autoridades se lo retiraron al desconfiar de su súbita conversión al islam radical (la chica se había puesto el velo integral y hablaba a diario por internet con su novio del Estado Islámico). Fue en vano, porque Aisha acabó huyendo a Turquía y de allí entró furtivamente a Siria.

"El Estado Islámico está en la lista de grupos terroristas de los Países Bajos, lo que significa que incluso prepararse para unirse a sus filas es punible", ha dicho el portavoz de la Fiscalía nacional, Wim de Bruin. En cambio, la justicia no va a mover un dedo contra un grupo de moteros holandeses que en octubre se fueron a Kobane para luchar junto a los kurdos contra el Estado Islámico. "No está prohibido unirse a un ejército extranjero. Lo que no puedes es unirte a una guerra contra los Países Bajos", explicó entonces De Bruin.

"Nuestros hijos no son terroristas sino las víctimas de esta historia", afirma en conversación telefónica desde Amberes (Bélgica) Dimitri Bontinck, el padre de otro joven yihadista retornado que está siendo juzgado en su país por pertenencia a organización terrorista. "Nuestros hijos están siendo reclutados a decenas por una organización internacional, son víctimas de una secta que les ha lavado el cerebro. Y mientras, los gobiernos occidentales no hacen nada, sólo miran. Nuestros gobiernos son los terroristas. ¡Que les jodan!", vocifera.

Su hijo, Jejoen, de 19 años y también converso al islam, partió a Siria en febrero del 2013 y, según su relato, escapó él mismo de los yihadistas, que lo consideraban un espía, en octubre. "Lo que necesitan estos jóvenes es ayuda, apoyo psicológico, un trabajo, empezar de cero. Si esto fuera EE.UU., ya hace tiempo que mi hijo tendría otra identidad y una nueva vida. En lugar de eso, el Gobierno belga lo estigmatiza, lo trata como a un perro", denuncia Bontinck.

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Vanguardia

17 Noviembre 2014

Este lunes Francia confirmó que un joven francés de 22 años, identificado como Maxime Hauchard, formaba parte del comando del Estado Islámico (EI) que aparece en un video en el que los terroristas decapitan masivamente a una veintena de hombres, entre ellos el rehén estadounidense Peter Kassig.

Bernard Cazeneuve, ministro del Interior francés señaló que los servicios secretos franceses (DCRI) han establecido que “hay una fuerte presunción” de que uno de los ejecutores sea Hauchard, de 22 años, procedente de una localidad del departamento de Eure, en Normandía.

Cazeneuve, en una comparecencia ante los medios de comunicación, explicó que este joven convertido al Islam, que era objeto de seguimiento por parte de los servicios secretos, se había ido a Siria en agosto de 2013 y que antes había estado en Mauritania en 2012.

En agosto de este año, había dado una entrevista por Skype a la cadena de televisión francesa “BFM TV” desde la ciudad siria de Raqa, en la que subrayaba su deseo de “morir como un mártir”.

El titular de Interior francés subrayó que con los elementos aportados por la policía, son las autoridades judiciales las que deben “sacar las conclusiones”.

De hecho, “BFM TV” indicó que la justicia había abierto ya el 20 de agosto un procedimiento en su contra por terrorismo.

Cazeneuve indicó que “Francia, junto a sus socios europeos e internacionales, prosigue sin descanso y con determinación, su lucha contra las acciones terroristas”, tanto mediante su participación en la operación militar contra el EI en Irak, como en su propio territorio con una nueva legislación.

El pasado viernes se publicó una ley contra el terrorismo que, recordó el ministro, “refuerza el dispositivo tanto preventivo como represivo”. Entre otras cosas, prevé la retirada del pasaporte a personas susceptibles de ir al extranjero a integrarse en grupos yihadistas.

Hasta ahora, las autoridades francesas han abierto “un centenar” de procedimientos contra yihadistas franceses, lo que ha supuesto el arresto de 138 personas, de los cuales 90 han sido inculpados y 65 han ingresado en prisión.

Cazeneuve lanzó “solemnemente” un mensaje a sus “compatriotas, y en particular a los más jóvenes, que son el objetivo privilegiado de la propaganda terrorista, para que abran los ojos a la terrible realidad de las acciones del EI”.

“Esos predicadores del odio -argumentó- deben ser vistos como lo que son, criminales que erigen la barbarie en sistema”.

Francia, por boca de su presidente, François Hollande, había denunciado ayer como “crímenes contra la humanidad” las decapitaciones del video en el que fueron ejecutados, además de Kassig, 18 hombres presentados como soldados sirios capturados por el EI.

Redacción: Leo.bo

Fuente: El Espectador

31 Octubre 2014

Al menos veintiún miembros del grupo radical Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) murieron en bombardeos de la coalición internacional, liderada por los EEUU, en el enclave kurdo sirio de Kobane, fronterizo con Turquía, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los fallecidos eran integrantes de la "policía de la moral" de la organización yihadista.

Asimismo, el Observatorio informó que un radical de nacionalidad danesa, falleció por las heridas sufridas en un ataque similar en las afueras de la población.

Desde el pasado 16 de septiembre, Kobane es objetivo de una ofensiva del ISIS, que quiere tomar su control.

A esta localidad han llegado en los últimos días los primeros refuerzos de rebeldes sirios y de peshmergas, fuerzas kurdo iraquíes, aunque en el lado turco de la frontera aún esperan para entrar la mayor parte de estos últimos, cuyo número total asciende a 150.

Kobane está rodeada desde todos sus lados por los extremistas, excepto por el norte, donde limita con Turquía, por lo que la única forma de acceder a su interior es desde el territorio turco.

Más de 800 personas han perdido la vida desde el inicio del asalto del ISIS a Kobane, según las últimas cifras del Observatorio

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

30 Octubre 2014

Los extremistas les dispararon a esta segunda tanda de víctimas luego de haberles atado las manos y tapado los ojos en un mercado al aire libre, según agregaron las fuentes consultadas.

El miércoles, la organización yihadista mató a más de 40 agentes de policía y milicianos de la misma tribu en la misma ciudad.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, condenó estas ejecuciones, dijo que fueron perpetradas por el Estado Islámico (ISIS) para cubrir su derrota, y amenazó con responder con toda su fuerza y decisión a este crimen.

"La ejecución de miembros del clan Albunamr por parte del ISIS revela que estos terroristas no distinguen entre ningún iraquí para derramar sangre", añadió el primer ministro.

Además, les pidió a las fuerzas armadas y de seguridad "desplegar sus máximos esfuerzos para perseguir a los criminales y aplicarles un justo castigo".

En junio pasado, los extremistas lanzaron una ofensiva relámpago y se hicieron con el control de extensas zonas del norte de Irak, incluida Mosul, al tiempo que proclamaron un califato en los territorios bajo su control en ese país y en la vecina Siria.

Al menos, 1.119 iraquíes murieron y otros 1.946 resultaron heridos, entre civiles y uniformados, en actos de terrorismo y violencia en este país sólo durante el mes de septiembre, según la misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI por sus siglas en inglés).

Otra matanza

Milicianos del Estado Islámico perpetraron una matanza de presos chiítas cuando tomaron Mosul, la segunda ciudad de Irak, en junio, dijo este jueves la organización de derechos humanos Human Rights Watch.

HRW explicó que unos 600 presos chiítas de la prisión de Badoosh, en las afueras de Mosul, fueron obligados a arrodillarse junto al borde de una hondonada y masacrados con armas automáticas.

La organización con sede en Nueva York dijo que los chiítas fueron separados de varios cientos de sunitas y algunos cristianos que luego fueron liberados.

Algunos presos kurdos y yazidíes también fueron asesinados, y entre 50 y 100 hombres que decían ser sunitas fueron llevados a un lugar desconocido.

La declaración se basó en entrevistas con 15 sobrevivientes chiítas. Los presos estaban cumpliendo condenas por diversos delitos, desde asesinato hasta infracciones no violentas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

27 Octubre 2014

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) ha maltratado de forma brutal a sus rehenes occidentales, con ejecuciones simuladas y torturas, entre otros vejámenes, asegura hoy el diario estadounidense "The New York Times".

El periódico basa su información, entre otras fuentes, en el testimonio de cinco ex rehenes que tenían que compartir una celda con el periodista estadounidense James Foley, asesinado en agosto.

De acuerdo con los testigos, a Foley le colgaron de cabeza del techo de la celda. "Se podían ver las heridas en los huesos de sus pies", dijo un ex rehén de Bélgica. Los rehenes también fueron sometidos al "waterboarding" (ahogamiento simulado, en español), según los testigos.

La práctica del ahogamiento simulado fue confirmada por un video propagandístico difundido el sábado por los islamistas. En el video, el periodista británico que lleva más de dos años secuestrado por el EI, John Cantlie, afirma que "algunos de los rehenes que intentaron huir fueron torturados por sus secuestradores con el waterboarding", de la misma manera que presos musulmanes son torturados con el waterboarding por sus secuestradores estadounidenses".

Según el reporte publicado por el "New York Times", las víctimas del secuestro vivían hacinados en sus celdas sin colchones y sin mantas suficientes. En algunos momentos, hasta 19 prisioneros se vieron obligados a compartir un espacio de unos 20 metros cuadrados, al que solo entraba alguna luz por el resquicio de la puerta. Las raciones diarias de comidas cabrían en una taza de té.

Según el "New York Times", hay en total 23 rehenes occidentales originarios de 12 países que se encuentran en poder del EI.

"Pasaportes diferentes implican destinos diferentes", señala el rotativo: los rehenes europeos fueron liberados tras el pago de rescates por parte de sus gobiernos, mientras que los presos estadounidenses y británicos fueron decapitados o aún se encuentran en poder del EI.

Hasta el momento, el EI ha asesinado, además de a Foley, también al periodista estadounidense Steven Sotloff, a los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning, y al ingeniero ruso Serguei Gorbunov. Según se sabe, aún siguen en poder de los yihadistas el periodista británico arriba citado, así como dos cooperantes estadounidenses, entre ellos una mujer.que regresen a Nueva York y Nueva Jersey tras luchar contra el ébola en África Occidental.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: DPA

27 Octubre 2014

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) fracasó hoy, por cuarta vez, en tomar el control del barrio aduanero de la ciudad kurdo siria de Kobane, limítrofe con Turquía, su principal objetivo desde hace días junto con el paso fronterizo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos explicó que los yihadistas quieren controlar esa zona del norte de Kobane para cercar a sus rivales de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, cortar sus líneas de abastecimiento y evitar que trasladen a sus heridos a territorio turco.

La única vía de acceso a Kobane, asediada desde hace cuarenta días por el EI, es por el norte, a través de la frontera turca, por donde se espera la llegada inminente de otros combatientes rebeldes y de "peshmergas" (las fuerzas del Kurdistán iraquí) para apoyar a los kurdos.

Los combatientes kurdos han librado combates con los yihadistas desde anoche y hasta esta madrugada en los alrededores del mercado de Al Hal y las afueras de los barrios septentrionales de Al Sinaá, Wikani y Araban, en Kobani.

El EI todavía intenta retirar los cadáveres de sus miembros muertos en combate, que permanecen tirados cerca del mercado de Al Hal.

Kurdos y yihadistas también se han enfrentado en el frente sur de Kobane, donde han muerto siete miembros del EI, agregó el Observatorio.

Los milicianos kurdos atacaron, además, dos vehículos del EI, entre las aldeas de Binder y Susanat, al oeste de Kobane, donde también habrían causado bajas en las filas yihadistas.

Kobane resiste la embestida del EI con el respaldo de los bombardeos de la coalición internacional y con las nuevas armas y municiones suministradas por EE.UU.

El Observatorio informó hoy de que un total de 815 personas han muerto en cuarenta días de combates en Kobane, la mayoría miembros del EI (481) y milicianos de las Unidades del Protección del Pueblo Kurdo (302).

Redacción: Leo.bo               

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Accidente: Carretera Trinidad-Santa Cruz…

Accidente: Carretera Trinidad-Santa Cruz se tiñe de muerte

Tres personas fallecidas y seis heridos dejaron este miércoles un accidente de tránsito registrado cerca...

Por un golpe santo

Por un golpe santo

En medio de una crisis económica e institucional, San José debuta hoy (18:15 HB) en...

Liga boliviana en el puesto 38

Liga boliviana en el puesto 38

La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés)...